Pasar al contenido principal
Mina chilena Escondida y sindicato dialogarían para finalizar huelga
Martes, Julio 26, 2011 - 07:01

La Dirección del Trabajo convocó a representantes de la mina, controlada por BHP Billiton, y su sindicato a una mesa de diálogo, aseguraron a Reuters líderes de los trabajadores, en momentos en que crecía la tensión por una advertencia de la firma de que podría tomar acciones legales.

Antofagasta. La mina de cobre Escondida en Chile, la mayor del mundo, y sus trabajadores en huelga reactivarían el martes las conversaciones para tratar de poner fin a una paralización que ya lleva cuatro días y que está dando apoyo a los precios internacionales del metal.

La estatal Dirección del Trabajo convocó a la mina y su sindicato a una mesa de diálogo, aseguraron a Reuters líderes de los trabajadores, en momentos en que crecía la tensión por una advertencia de la firma de que podría tomar acciones legales.

"Nos han llamado de la inspección del Trabajo de Antofagasta (luego de un pedido previo del sindicato) para reunirnos mañana (martes) a las 10 de la mañana (1400 GMT) a ambas partes para dialogar", dijo a Reuters Roberto Arriagada, director del sindicato de minera Escondida.

La reunión "es para ver si podemos llegar a un acuerdo", dijo Marcelo Tapia, otro líder sindical.

Escondida dijo en un comunicado publicado en las instalaciones del sindicato que "la paralización de actividades por el sindicato es de carácter ilegal por lo que la compañía se amparará en la legislación vigente para tomar las acciones correspondientes con el objetivo de retomar cuanto antes la posibilidad operacional".

La compañía, controlada por BHP Billiton y que está aplicando un plan para asegurar sus operaciones, declinó comentar la información, mientras que no fue posible contactar a la Inspección del Trabajo para confirmarla y precisar su alcance.

La ley chilena habilita a una firma a despedir a un operario que se ausenta por dos días de su puesto.

El yacimiento ya habría dejado de producir unas 12.000 toneladas con la protesta, lo que representa cerca de unos US$120 millones, según estimaciones de Reuters, lo que ha apoyado a los precios globales del cobre.

Escondida ha visto decaer su producción anual desde el máximo de 1,48 millones de toneladas que logró en el 2007 debido a interrupciones, así como una menor ley del mineral.

Apoyo de otros mineros. El sindicato, que agrupa a 2.375 operarios del yacimiento, ha afirmado que asumirá las consecuencias de la extensión de la paralización, que inició originalmente la noche del jueves por 24 horas.

La Federación Minera -que agrupa a los trabajadores de las mineras privadas- amenazó el fin de semana con que si algún operario del depósito era despedido, se paralizarían el resto de las empresas.

Pero al momento, los líderes gremiales han dicho que sólo están monitoreando la situación.

La huelga busca exigir a la empresa que responda por las rebajas en los beneficios laborales, principalmente en bonificaciones por ganancias extraordinarias de la firma.

Los trabajadores piden un bono de unos US$11.000, mientras que la empresa les ofrece la mitad, según los representantes sindicales.

Este lunes, los manifestantes marcharon en Antofagasta, a unos 170 kilómetros al noroeste de Escondida, en contra de las advertencias de la compañía.

"Que no intente subir gente a reemplazarnos. Sería el peor error que podría cometer Escondida. No los vamos a dejar entrar (a los reemplazantes)", dijo Arriagada.

La protesta en Escondida ocurre en un año convulsionado para la minería en Chile, que ha tenido que enfrentar huelgas, accidentes y problemas con el clima.

Un año complejo para la minería en Chile. Aspectos relevantes de Escondida Gráfico producción minera Chile

Contratistas se suman. Este martes se sumarán a las movilizaciones unos 9.000 trabajadores tercerizados, quienes se retiraron de sus faenas el fin de semana a petición de la compañía, en un anticipo a la medida que adoptarían.

"Nosotros no volvemos a trabajar hasta que Minera Escondida escuche a los dirigentes. El día de mañana (martes) nos declaramos en paro indefinido. Ya es una decisión que tomamos con el directorio", dijo a Reuters Jorge Marín, presidente del sindicato de trabajadores contratistas de Escondida.

Marín explicó que las demandas entre los trabajadores de planta y contratistas son similares.

El conflicto ha golpeado la producción y los despachos de la mina, que produce más de un millón de toneladas anuales del metal, y ha despertado temores de una mayor restricción del suministro en el ajustado mercado internacional.

La inesperada huelga en Escondida es un factor de apoyo para el mercado internacional del cobre, aunque el metal caía el lunes en la Bolsa de Metales de Londres, arrastrado por la incertidumbre sobre la deuda de Estados Unidos y Europa.

Un testigo de Reuters no observó presencia de barcos ni actividad de carga en Puerto Coloso, que sirve a la minera, mientras que operarios del terminal dicen que no hay producción del yacimiento llegando a través del mineroducto.

Autores

Reuters