Santiago. Una división del grupo Antofagasta Minerals dijo este jueves que acordó la venta de su negocio de transmisión de energía a una filial de la española Red Eléctrica Internacional, en una operación valorizada en US$117,2 millones.

La venta de las líneas de transmisión de minera Centinela se enmarca en la estrategia que impulsa Antofagasta de concentrar sus inversiones y gestión en el desarrollo del negocio minero.

"Esta decisión es coherente con lo que ha venido haciendo el grupo desde hace ya algunos años, en los que ha traspasado activos que tenía en agua y energía. Esto nos permite centrar nuestra gestión en nuestro negocio", dijo Iván Arriagada, presidente ejecutivo de Antofagasta plc.

Anteriormente, el grupo minero se había desprendido de varios activos del área de energía, incluyendo su participación en la planta fotovoltaica Javiera y en la central hidroeléctrica Alto Maipo.

La filial de Red Eléctrica Internacional adquirirá tres líneas de transmisión, con una extensión total de 265 kilómetros, las que alimentan a minera Centinela.