Santiago. Algunas de las mayores minas de cobre del mundo comenzaban a volver a la normalidad este sábado después de que se disipó una inusual y poderosa tormenta invernal que golpeó el desértico norte de Chile, dijeron ejecutivos de las compañías y líderes sindicales.

Una semana de lluvias torrenciales y esporádicas nevazones azotaron las operaciones mineras en una región de la que se extrae alrededor de la quinta parte del cobre del mundo, ayudando a que los precios mundiales del metal alcancen máximos en tres meses y se encaminen a un nuevo récord histórico.

El clima afectó a miles de residentes del desierto chileno de Atacama, el más seco del mundo, que experimenta una tormenta de invierno de esa intensidad sólo una vez cada medio siglo, según autoridades y meteorólogos.

Se espera que el clima continúe mejorando durante el fin de semana luego de que la ola de frío termine su paso por la región y atraviese la vecina Argentina, dijo un meteorólogo.

Más de media decena de minas tuvieron que detener sus operaciones o desacelerarlas durante la semana, luego de que la lluvia y la nieve dejaran los caminos de tierra de las operaciones a tajo abierto peligrosamente resbaladizos.

Otro inusual frente frío afectó a comienzos de año los resultados de producción de cobre del primer trimestre de las gigantes mineras globales Xstrata y Anglo American.

Retorno gradual de operaciones. La mayor mina de cobre del mundo, Escondida de BHP Billiton, estaba inspeccionando las operaciones y reanudando lentamente la extracción después de detener los trabajos por dos días, dijo el líder sindical Luis Valdés.

BHP ha declinado realizar comentarios sobre las condiciones de su operación.

"Yo llevo 22 años acá en Escondida y es la primera vez que tenemos un frente de mal tiempo con tanta duración y que las faenas estuvieran detenidas por tanto tiempo", dijo a Reuters por teléfono Zeiso Mercado, operador del equipo minero.

Mercado, ex presidente del sindicato de Escondida, dijo que las lluvias también habían forzado el cierre de plantas procesadoras del mineral.

Collahuasi, la tercera mayor mina mundial de cobre, propiedad conjunta de Xstrata y Anglo American, está normalizando gradualmente sus operaciones mientras el clima mejora, dijo una portavoz de la operadora de la mina.

Fuertes nevadas afectaron esta semana las operaciones de la mina y su principal sindicato de trabajadores dijo que la producción diaria bajó hasta 70%.

La mina Radomiro Tomic de Codelco, que extrae 375.000 toneladas anuales, tuvo que cerrar operaciones de extracción unas siete horas el viernes debido a preocupaciones de seguridad tras fuertes lluvias, dijo un funcionario de la compañía.

La mina regresó a la normalidad este sábado a primera hora.

Medios de prensa local informaron que el gigantesco complejo minero Chuquicamata, también perteneciente a la compañía estatal Codelco , tuvo que cerrar su refinería de cobre debido a problemas técnicos después de fuertes lluvias. Funcionarios de la mina de Codelco no estaban disponibles de inmediato para realizar comentarios.