Río de Janeiro. La brasileña Vale, la mayor proveedora mundial de mineral de hierro, anunció este jueves que elevará en casi 70% sus inversiones el año próximo para diversificarse hacia el más rentable negocio de los fertilizantes.

La firma espera desembolsar US$24.000 millones en 2011, casi dobla lo que usará este año, para impulsar su producción de mineral de hierro a 522 millones de toneladas en 2015 desde alrededor de 300 millones en la actualidad.

"Nuestro presupuesto es consistente con nuestra visión a largo plazo de demanda y fundamentos de mercado para los minerales, metales y fertilizantes", afirmó Castello Branco, director de Relación con Inversionistas de la empresa.

Vale, con sede en Río de Janeiro, planea usar US$17.500 millones de ese dinero para la ejecución de proyectos. La firma espera que la producción de minerales crezca a un promedio de 16,3% anual hasta el 2015.

El anuncio de grandes inversiones tuvo lugar un día después de que Vale dijera que sus ganancias del tercer trimestre más que se duplicaron a un nuevo récord.

La utilidad neta de la minera subió a US$6.100 millones, una cifra que superó las estimaciones arrojadas por un sondeo de Reuters.

Vale se ha beneficiado del crecimiento económico global del año pasado, que impulsó los precios de las materias primas desde sus niveles del 2009, así como de un cambio a un sistema de fijación trimestral de precios que elevó los precios de venta que recibe por su mineral de hierro.

Proyectos. El presidente ejecutivo, Roger Agnelli, dijo la semana pasada que le compañía necesita entre US$26.000 y US$28.000 millones en los próximos dos años para completar proyectos existentes.

Antes de fin de año, Vale espera comenzar con la producción en la mina de níquel de Onca Puma en Brasil, en el proyecto de cobre Tres Valles en Chile y en plantas de pellets de hierro en Omán.

La demanda por mineral de hierro ha crecido consistentemente en años recientes porque la construcción de infraestructura e industrias en los países desarrollados ha aumentado la demanda global.