Santiago. El operador de la mina de cobre Collahuasi en Chile y su sindicato mostraron este sábado signos de acercamiento que podrían llevar a la reactivación de un diálogo para poner fin a una huelga de tres semanas que mantiene al yacimiento operando con un plan de contingencia.

La compañía -controlada por Anglo American y Xstrata- manifestó anteriormente que suspendió las conversaciones con el gremio por lo que calificó como "intransigencia" de sus dirigentes, mientras el sindicato pedía a la gerencia retornar a las conversaciones.

La firma fue notificada en la víspera de una resolución de un juzgado laboral que, según el sindicato, bloquearía una oferta individual que lanzó la compañía con beneficios líquidos por unos US$29.000. Además, la obligaría a retomar el diálogo.

"El presidente de la Comisión de Apoderados de Collahuasi (...) está disponible a recibir formalmente la petición en el momento en que la Comisión Negociadora del Sindicato lo determine y comunique, y de esa forma reiniciar la mesa de negociaciones", respondió Collahuasi en un comunicado.

"Este proceso de negociación no tiene plazo de término definido", agregó.

Pero respecto a la resolución, la empresa reafirmó que sigue habilitada para reincorporar trabajadores a las faenas desde que la ley permitió a los sindicalizados a decidir si romper o no la paralización.

El nuevo gesto de la empresa sería la oportunidad esperada por el sindicato, que recibió con buen ánimo el acercamiento.

"Vamos a analizar la situación, pero sin lugar a duda es algo positivo es un paso adelante y en base a eso vamos a hacer el análisis", dijo a Reuters el dirigente sindical Carlos Rojas.

Previamente, el gremio también había calificado como intransigente a la firma.

Operación estable. Con la oferta individual para los trabajadores que desearan reincorporarse, la empresa no logró la necesaria mitad más un trabajador que ponía fin a la huelga. La última información pública fue de 220 de los 1.551 sindicalizados.

Trabajadores protestaron el viernes ante las oficinas de los reguladores laborales de la zona para exigir que se cumpliera el contenido de la resolución, lo que terminó en escaramuzas con la policía.

Por otra parte, la empresa sostiene que las operaciones continúan estables, de acuerdo al programa de emergencia.

Pero el sindicato denunció graves problemas en los procesos productivos y la detención de las labores en el puerto.

La firma cargaba en la víspera un barco con 10.000 toneladas de cobre seco con destino a China.

"Los compromisos comerciales han seguido y seguirán cumpliéndose", agregó.

Collahuasi produce 535.000 toneladas de cobre fino, lo que representa un 3,3% de la extracción mundial del metal.