Santiago.- La minera estatal chilena Codelco dijo este sábado que esperaba reiniciar pronto las operaciones en su mina de cobre en el norte del país, Chuquicamata, luego de que fuertes lluvias forzaran la suspensión de sus faenas este viernes.

Codelco dijo que las operaciones en su mina más pequeña, Ministro Hales, se reiniciaron este viernes tras varias horas de suspensión y que los trabajadores comenzaron su turno en Chuquicamata a las 1600 GMT del sábado para "restablecer las operaciones normales de manera gradual y progresiva".

La mayor productora de cobre del mundo dijo que los suministros estables de agua y electricidad se habían restaurado en Chuquicamata después de que se suspendieran las operaciones, en medio de lo que meteorólogos chilenos describieron como los mayores niveles de lluvia en más de 40 años en algunas áreas.

Al menos seis personas murieron por las intensas precipitaciones, que también provocaron cortes de agua y destrucción de caminos y casas. Según los pronósticos, en las próximas 24 horas habrá más lluvias y tormentas eléctricas, con riesgo de deslizamientos de tierra.

Este viernes y sábado el presidente chileno Sebastián Piñera visitó las regiones afectadas y declaró zona de catástrofe.

Codelco dijo además que se había establecido una carretera alternativa entre Calama y Chuquicamata después de que un puente en la principal carretera se derrumbara por el mal tiempo.

La estatal señaló también que las operaciones en sus otras minas en el área, Radomiro Tomic y Gabriela Mistral, junto con Ministro Hales, operaban "con relativa normalidad" aunque con medidas de precaución establecidas.