Santiago. La mina de cobre chilena Escondida, controlada por BHP Billiton Ltd., se acogerá a la nueva estructura de regalías que entrará en vigencia en Chile, reportaron diarios locales.

Escondida es la primera minera en adoptar la nueva estructura impositiva, la cual incrementará entre dos y cuatro puntos porcentuales el impuesto promedio que paga actualmente, dependiendo de los precios internacionales del cobre.

Una portavoz de la empresa confirmó los reportes, y añadió que la empresa minera publicará en breve información adicional sobre su decisión.

Reunión con Piñera. Varios diarios informaron que ejecutivos de BHP, incluidos los titulares de las divisiones de metales básicos y metales no ferrosos, Peter Beaven y Andrew Mackenzie, respectivamente, se reunieron este lunes con el presidente Sebastián Piñera para discutir la decisión y otros temas.

Según la nueva estructura, la cual es voluntaria, los productores de cobre podrían pagar un impuesto de hasta el 14%, de acuerdo a sus ventas y a los precios mundiales del cobre. El gobierno espera que la mayoría de las mineras de cobre privadas la adopten como una muestra de buena voluntad.

Con la estructura anterior de regalías sobre el cobre, las empresas mineras a gran escala que optaron por las regalías voluntarias en vigencia desde el 2005, pagaban un impuesto del 4% sobre sus ventas de cobre.

Las empresas tienen hasta el 17 de enero para cambiar a la nueva estructura.

Escondida es controlada y operada por BHP, la cual tiene una participación del 57,5%. La empresa minera anglo-australiana Rio Tinto PLC tiene un 30% de Escondida, y el 12,5% restante está en manos de un consorcio japonés liderado por Mitsubishi Corp.