Santiago. Escondida, la mayor mina de cobre del mundo, está reactivando sus operaciones tras una interrupción de la producción de unas cuatro horas más temprano el viernes debido a fuertes lluvias, dijeron una portavoz y un líder sindical.

Las maquinarias e instalaciones en la mina no resultaron dañadas por las lluvias, aseguró la portavoz, quien agregó que el pronostico climático para el día ha mejorado.

Un líder sindical dijo que las lluvias habían llevado a interrumpir la producción de la mina a las 4.00 hora local (0700 GMT) y que había sido reactivada con el nuevo turno de trabajadores, tras el cese de las lluvias, en torno a las 8.00 (11OO GMT).

Las lluvias inusualmente fuertes en el desierto de Atacama, el más seco del mundo, dañan o hacen los caminos más resbaladizos, lo que podría presentar un peligro en minas a rajo abierto, donde enormes camiones transportan el mineral a las plantas procesadoras, según expertos.

La producción de Escondida cayó ligeramente en el 2010 por una menor elaboración de cátodos de cobre, aunque el ritmo de caída en el depósito se redujo tras dos años de fuertes descensos.

Los precios del cobre en Londres subían el viernes apoyados en positivos datos económicos en Estados Unidos, tras caer a mínimos de un mes en la semana.