Santiago.- La minera chilena Escondida entregó este lunes una respuesta formal al petitorio de los trabajadores sindicalizados, en un nuevo paso en las complejas negociaciones laborales del mayor yacimiento de cobre del mundo, que el año pasado fracasaron y derivaron en una extensa huelga.

Ante la propuesta del sindicato, enviada a la firma a principios de mes y que incluye un millonario bono y un reajuste salarial del 5,0%, Escondida dijo que ahora se apresta a tratar los diferentes temas en una mesa de negociación.

"La empresa espera (...) llegar a un acuerdo de beneficio mutuo y así abordar algunas materias como BTN (bono término de negociación) o reajuste, no contempladas en esta respuesta", dijo la minera controlada por la angloaustraliana BHP.

La empresa y el sindicato fracasaron en un intento adelantado de negociación en abril, que buscaba alejar el riesgo de una nueva huelga como la del año pasado, que dejó enormes pérdidas al yacimiento y a la economía del país. 

Entre las demandas está un bono equivalente al 4% de las utilidades entregadas a los accionistas en 2017, lo que sería equivalente a unos US$34.000 por trabajador.