Antofagasta. Una huelga ilegal de cinco días en Escondida, la mayor mina de cobre del mundo, se alejaba este martes de una solución, luego de que el dueño del yacimiento chileno amenazó con despidos y rechazó un diálogo mientras los trabajadores sigan en paro.

La minera controlada por BHP Billiton declinó una invitación de la autoridad laboral para reunirse con el sindicato, que pide elevar un bono que la empresa no está obligada a mejorar, bajo el actual contrato colectivo vigente hasta el 2013.

La empresa advirtió que está preparada para enfrentar un largo proceso de huelga en medio de una ajustada oferta mundial del metal, que trepó el martes un 1,7% en Londres y se ubicó cerca de su mayor nivel en tres meses.

"Seguramente Chile está perdiendo una gran cantidad de dinero, gran cantidad de impuestos, los proveedores están perdiendo, este es un resultado muy decepcionante", dijo Peter Beaven, presidente de Metales Base de BHP Billiton.

Escondida ha dejado de producir unas 15.000 toneladas, lo que representa cerca de unos US$150 millones, según estimaciones de Reuters, desde que comenzó la huelga en la noche del jueves de la semana pasada.

"Nosotros hoy en día estamos sin operaciones en la mina", dijo la vicepresidenta de Asuntos Externos de la división de Metales Base de BHP Billiton, María Olivia Recart.

Escondida -que produce más de un millón de toneladas anuales de cobre o cerca de un 7% del total mundial- recalcó que la paralización es ilegal al no ser parte de un proceso de negociación de contrato colectivo, por lo que la opción de despidos es válida bajo estas condiciones.

"Creo que estamos preparados y vamos a enfrentar esto de acuerdo a la normativa vigente, de acuerdo a la legislación que hay en Chile, respetando el estado de derecho", agregó Recart.

A la protesta de los operarios de Escondida se sumaron el martes los 9.000 trabajadores tercerizados que apoyan las faenas de las mineras.

Estos operarios ya habían sido retirados de las instalaciones de la mina al iniciar la huelga del personal de planta.

La protesta en Escondida ocurre en un año convulsionado para la minería en Chile, el mayor productor mundial de cobre, que ha tenido que enfrentar huelgas, accidentes y problemas con el clima.

En un sondeo, 24 analistas de materias primas estimaron en promedio un déficit de cobre de más de 340.000 toneladas este año a nivel global.

"Esta huelga de Escondida es algo así como una nueva manera de manifestarse de los trabajadores chilenos, dijo Justin Lennon, analista de Mitsui Bussan Commodities en Nueva York.

"Supuestamente los miembros del sindicato marcharon por la ciudad de Antofagasta, bloquearon las oficinas de Escondida en las afueras de la ciudad e incluso desplegaron carteles que dicen que el cobre es chileno (...) es un poco más agresivo que lo que habían hecho normalmente", agregó.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Gráfico de mina Escondida: link.reuters.com/pys72s

Trabajadores piden reunión. Pese a que fracasó el dialogo con la compañía, la cúpula sindical, que agrupa a 2.375 afiliados, solicitó a la Dirección del Trabajo otra reunión para este jueves, mientras alista demandar a la firma por supuestas prácticas antisindicales.

"Pudimos constatar que ellos no quieren dialogar (...), el nivel de desprecio de minera Escondida por la instancia de diálogo ha quedado en absoluta evidencia", dijo el dirigente sindical Marcelo Tapia.

La huelga busca exigir a la empresa que responda por las rebajas en beneficios laborales, principalmente en bonificaciones por ganancias extraordinarias de la firma.

Los trabajadores piden un bono de unos US$11.000, mientras que la empresa les ofrece US$6.100.

"A partir de mañana empezamos a conversar con minera Escondida en los tribunales (...) es una batería completa de demandas por prácticas antisindicales, la vamos a estar presentando el día de mañana en tribunales", dijo Tapia.

Escondida ha dicho que está aplicando un plan para asegurar sus operaciones, mientras su puerto de exportación "Coloso" se encuentra operativo, debido a que cuenta con mineral en sus bodegas.

La minera ha visto decaer su producción anual desde el máximo de 1,48 millones de toneladas que logró en el 2007 debido a interrupciones, así como una menor ley del mineral.

El apoyo del paro en Escondida al precio del cobre también favoreció un repunte del peso chileno frente al dólar a su mayor nivel en tres años, dado que el metal es el principal ingreso por exportaciones del país.

¿Efecto Dominó? El conflicto laboral en Escondida es visto con cautela por la industria minera, ya que podría contagiar a otras operaciones cupríferas del país.

De hecho, la cúpula sindical de la mina Collahuasi en Chile -la tercera mayor faena cuprífera del mundo- llamó a una asamblea para comenzar a definir los pasos a seguir ante la petición de mejoras en sus bonos de producción.

"Tenemos los mismos problemas que tiene Escondida", dijo Lincon Espinoza, tesorero del sindicato de Collahuasi al referirse al reclamo sobre el bono de producción.

"Nosotros (el paro) lo tenemos visualizado, pero dependerá de la respuesta de la empresa", agregó.

La Federación Minera -que agrupa a los trabajadores de las mineras privadas- amenazó el fin de semana con que si algún operario de Escondida era despedido, se paralizarían el resto de las empresas.