Lima. La empresa minera Southern Perú Cooper Corporation ganó el proceso de licitación del proyecto minero Michiquillay, ubicado en Cajamarca, al presentar un mayor precio de transferencia de US$400 millones y mayor pago de regalías (3%).

En la etapa de calificación, Southern Copper venció obteniendo un puntaje de 2.085, por encima de la propuesta de Minera Milpo que obtuvo 1.309 puntos, al ofrecer un monto de regalía contractual porcentual de 1.875% y precios de transferencia de US$250 millones.

De las 10 empresas calificadas, las dos mencionadas fueron las únicas que presentaron propuesta técnica y económica.

Las ocho empresas precalificadas que no presentaron el sobre con las propuestas económicas fueron Buenaventura, Hudbay; Minsur; Compañía Minera Ares SAC; Exploraciones Antacana SAC; Río Tinto; Teck Perú SA; y Wanbao Mining Limited. 

En la etapa de calificación, Southern Copper venció obteniendo un puntaje de 2.085, por encima de la propuesta de Minera Milpo que obtuvo 1.309 puntos.

El proyecto comprende un yacimiento del tipo pórfido decobre, con contenido de minerales de cobre (Cu), oro (Au), plata (Ag) y molibdeno (Mo), y su valor de inversión está estimado en unos US$2.000 millones.

El representante de Southern Copper señaló que brindará más detalles proximamente. “Vamos a realizar un comunicado formal a través de la Bolsa. Somos una empresa que cotiza por lo que no puedo dar mayores declaraciones en el momento. Solo puedo decir que estamos sumamente complacidos”, dijo. 

La ministra de Energía y Minas, Angela Grossheim, destacó la adjudicación del proyecto como una nueva oportunidad para poner en valor a la región Cajamarca, una de las regiones que alberga más de seis megayacimientos cupríferos. Señaló que la meta del Perú es alcanzar el 8% del presupuesto global de exploraciones mineras, que hoy se encuentran en 7%.

El gobierno de Pedro Pablo Kuczynski apuesta al proyecto Michiquillay para impulsar la economía local. El yacimiento es parte de una cartera de proyectos por US$50.000 millones con los que el gobierno quiere compensar la caída en las inversiones tras el escándalo de corrupción vinculado a Odebrecht.

Según el ex viceministro de Minas, Rómulo Mucho, para construir el proyecto Michiquillay se necesitarán no menos de 10.000 trabajadoresy demandará unos US$2.000 millones, "lo que originará un movimiento dinámico alrededor del proyecto minero”. Estima un impulso en el PBI y la recaudación tributaria.

*Con información de Gestión y Agencia Peruana de Noticias.