Sao Paulo. El gigante minero brasileño Vale dijo este viernes que detuvo su horno número dos en la fundición de níquel de Copper Cliff en Ontario, Canadá, debido a problemas que lo mantendrán sin funcionar por al menos 16 semanas.

"La detención del horno implica una pérdida de un estimado de 15.000 toneladas de níquel refinado, equivalente a un 5% de la producción total planeada en el 2011", sostuvo Vale en un comunicado.