Sao Paulo. La minera brasileña Vale registró un sólido desempeño en el primer trimestre de 2011, registrando utilidades netas por US$6.826 millones, según informó la misma compañía.

"Este es el resultado de la ejecución de nuestra estrategia para ampliar la producción, principalmente a través del crecimiento orgánico, el desarrollo de activos de primera línea anclados en la optimización de la asignación de capital en un contexto de fuerte demanda mundial de minerales y metales", dijo la compañía en una comunicado.

El desempeño financiero y operativo del primer trimestre de cada año tiende a ser más débil, en función de los eventos climáticos que transmiten un sesgo negativo en la producción y en las ventas.

En concreto, en comparación con el primer trimestre de 2010, Vale aumentó su desempeño operativo en casi todos los productos, tales como mineral de hierro, pellets, manganeso, aleaciones de hierro, carbón, níquel, cobre y cobalto, lo que nos permite seguir disfrutando de un entorno global favorable. Incluso después de excluir el impacto de ganancias de capital no recurrentes de US$1.500 millones, nuestro desempeño financiero fue el mejor del primer trimestre.

Vale dio como retorno US$ 1.000 millones como dividendos extraordinarios a los accionistas, lo que equivale a US$0,1916 por acción, pagados el 31 de enero de 2011. El primer plazo del dividendo mínimo de 2011 fue de US$4.000 millones, equivalentes a US$ 2.000 millones, o US$0,3833 por acción, pagados el 29 de abril de 2011.

Entregamos uno de los cuatro proyectos programados para iniciar la operación en el año 2011: la planta hidroeléctrica de Estreito, en Brasil.

Se entregó el primero de los diecinueve grandes buques para transportar el mineral (Valemax), encargado a astilleros asiáticos y llamado Vale Brasil. La entrada en operación de estos barcos se traducirá en una reducción permanente de los costos de transporte de mineral de hierro de Brasil a Asia y reforzará nuestra competitividad.

Asimismo, se espera que otros tres proyectos entren en operación este año: Moatize (carbón), Karebbe (energía) y Salobo (cobre).

Los principales puntos destacados del desempeño de Vale fueron los siguientes:

Ingresos de explotación de US$13.548 millones en el primer trimestre del 2011, la más alta para un primer trimestre.

El beneficio operativo, medido por el EBIT ajustado (lucros antes de intereses e impuestos) alcanzó un récord en marzo de US$ 7.969 millones. Después de excluir la ganancia no recurrente, el EBIT ajustado de US$6.456 millones es el más alto para un primer trimestre.

El margen EBIT, después de excluir la ganancia no recurrente, llegó al 48,9%, el más alto para un primer trimestre.

Lucro neto de US$6.826 millones, equivalente a US$1,29 por acción sobre una base diluida, un 13,1% superior a los US$ 6.038 millones que marcaron el récord anterior, del 3T10. Incluso después de excluir la ganancia no recurrente de la transacción con activos de aluminio, los ingresos netos para el 1T11 fueron los más altos para un primer trimestre.

Registro de flujo de efectivo récord, medido por el EBITDA ajustado (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de US$9.176 mil millones en el primer trimestre, 3,5% superiores al récord anterior, del cuarto trimestre de 2010. Excluyendo las ganancias no recurrentes, el EBITDA ajustado, de US$$7.663 millones, es también el más alto para un primer trimestre.

Las ventas de minerales ferrosos (mineral de hierro, pellets, manganeso y ferroaleaciones) fue de US$9.365 millones en el primer trimestre, la cantidad más alta para un primer trimestre.

Un balance sólido, respaldado por un efectivo máximo de US$11.800 millones, bajo apalancamiento, medido como deuda total / LTM EBITDA, igual a 0,73 veces y un vencimiento a largo plazo de la deuda media de 10,1 años.