Lima. Las empresas mineras de Perú propondrán al presidente electo, el nacionalista Ollanta Humala, que su plan para cobrarle más impuestos al sector se aplique sólo sobre sus utilidades, para que la competividad del sector no se vea tan golpeada en momentos de precios bajos.

Durante la campaña electoral, Humala hizo hincapié en que las mineras en Perú -el segundo mayor productor mundial de cobre y plata, y el sexto de oro- deben dar más al Estado debido a que gozan de precios históricamente altos para los metales.

El militar retirado no ha precisado cuál sería la magnitud de la nueva carga impositiva a lo que denomina "sobreganancias" de las compañías mineras.

Su plan de gobierno modificado precisa escuetamente que la tributación minera será competitiva sin desalentar la inversión, haciendo que la carga fiscal total aumente cuando la rentabilidad se incrementa y disminuya en caso contrario.

Al otro lado de la cancha, pesos pesados del sector minero -clave para la economía peruana pues aporta cerca del 60% de los ingresos por exportaciones- han advertido que el nuevo impuesto restará competitividad al país frente a otros grandes productores como Chile y Australia.

Las mineras han dicho que lo más conveniente sería gravar las utilidades y no las ventas, lo que supondría un aumento de regalías. En el Perú, las mineras pagan como regalía de un 1% a un 3% de sus ventas brutas.

También han dicho que lo más conveniente sería gravar las utilidades y no las ventas, lo que supondría un aumento de regalías. En Perú, las mineras pagan como regalía de un 1% a un 3% de sus ventas brutas.

"Estamos dispuesto a escuchar las propuestas que nos hagan las nuevas autoridades y ahí dialogar y llegar a la mejor decisión para ambas partes", dijo Oscar González, presidente ejecutivo de Southern Copper, una de las mayores cupríferas del planeta.

Humala, quien tras ser electo el 5 de junio se ha mostrado conciliador con los mercados e inversores, dijo que buscará consensuar con las compañías mineras.

"La propuesta que tiene nuestro gremio ha sido un consenso entre las diversas empresas mineras y creemos que debe ser algo que ya ha sido establecido en otros países y que tenga que ver con las utilidades", explicó González a periodistas.

"Para que así si los precios bajan las empresas puedan seguir subsistiendo y la aportación sea de acuerdo a esas ganancias", acotó.

"Plan más sensato". En el país andino operan mineras de talla mundial, como Xstrata, la estadounidense Newmont Mining y Southern Copper; que junto a otras empresas han comprometido unos US$40.000 millones en inversiones en Perú en la próxima década.

Roque Benavides, el presidente ejecutivo de la local Buenaventura -la principal productora de metales preciosos de Perú-, coincidió en que lo prudente sería gravar las utilidades y no las ventas.

"Es muy importante para no desvalorizar algunos recursos minerales que pudieran ser algo marginales", precisó.

"En Chile las regalías son sobre utilidades y no sobre ventas (...) es a nuestro entender el sistema más sensato de todos", dijo sobre el esquema en el primer productor mundial de cobre.

El plan de gobierno revisado de Humala, un militar retirado que ganó por estrecho margen a la conservadora Keiko Fujimori, sugiere que el nuevo impuesto irá por el lado de las utilidades.