La Paz. En 2010, el accidente industrial más recordado en el sector minero fue el derrumbe ocurrido la noche del viernes 22 de noviembre en la mina La Solución (localidad de Hampaturi, La Paz) donde Ramón Choque y Saur Mamani fueron atrapados por el lodo, mientras cumplían labores en el interior de la pequeña mina. El rescate no tuvo éxito.

La directora general de Trabajo y Seguridad Ocupacional del ministerio de Trabajo, Patricia García, reconoció que “se debe trabajar más” en la minería, que es “una de las actividades más riesgosas de la industria”.

El 18 de abril, el viceministro de Política Minera, Regulación y Fiscalización, Gerardo Coro, dijo que los obreros del sector prefieren trabajar en una operación privada.

“Los mineros privados mantienen su decisión de tener un patrón privado y que cuida el capital humano proporcionándoles seguridad industrial de calidad. En la minería moderna hay muy pocas probabilidades de un accidente fatal, mientras que, en el sistema tradicional, los accidente fatales son permanentes”, manifestó.

Según la Memoria Institucional 2010 del ministerio de Minería y Metalurgia (MMM), el Estado opera actualmente las empresas Huanuni y Caracoles (estaño), Corocoro (cobre), Capuratas (azufre), Eucaliptus (ácido sulfúrico), la administradora Quechisla, así como las plantas fundidoras Vinto y Karachipampa, entre otras.

“Tenemos tres operaciones que trabajan intensamente: Huanuni, Corocoro y Vinto (...). La cantidad de accidentes que tenemos (en estas empresas) se ha reducido en los últimos años gracias a las medidas de seguridad industrial que implementamos”. Sin embargo, “el sector minero es uno de los más expuestos a accidentes, porque no se puede prevenir todo. A veces descuidos de los propios trabajadores provocan accidentes graves”, indicó a La Razón el viceministro de Desarrollo Productivo Minero Metalúrgico, Héctor Córdova.

El jefe del departamento de Higiene y Seguridad Industrial de Huanuni, David Yucra, informó que se registran diariamente “entre tres y cuatro incidentes industriales” entre graves y leves.

García afirmó que el ministerio de Trabajo tiene un “cronograma de inspecciones” para constatar el cumplimiento de las medidas de seguridad en las empresas, pero la funcionaria no supo indicar si éste incluía a las operaciones del rubro minero.

“Trabajo en Huanuni 12 años y hasta la fecha no he visto ni sabido que el Ministerio (de Trabajo) realice esta función de control de seguridad industrial”. La entidad “debe hacer estas inspecciones en toda la minería, pero lamentablemente no lo hace”, señaló el secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Guido Mitma.

A decir del dirigente, tanto en la minería estatal como en la privada se registran tres accidentes, entre graves y leves, a la semana. El inspector de Trabajo en Potosí, Ricardo Laures, reveló a Fides en octubre del 2010 que en el sector sólo se reportan seis de cada diez casos relacionados con la inseguridad industrial. “Muchos accidentes nunca son conocidos”, sostuvo.

Según Córdova, el sector más vulnerable en materia de seguridad industrial es el cooperativista.

Según el principal dirigente de los mineros de Bolivia, Guido Mitma, la implementación de planes y equipos de seguridad industrial en las empresas del rubro “reduce el factor de riesgo en un 40 ó 50%”. Hasta octubre del 2010, en el Cerro Rico fallecieron 21 mineros, dijo.

Los accidentes industriales en el sector minero dejaron el 2010 nueve fallecidos en la Empresa Minera Huanuni (EMH). La estatal cuenta con 110 inspectores para más de 4.500 trabajadores.

“Existen factores humanos y mecánicos, así como hechos fortuitos, que influyen en los accidentes en las minas. Nosotros tenemos unos tres o cuatro accidentes” entre leves y graves por día. “En el 2010, hemos tenido nueve casos de accidentes fatales, cinco en interior mina y cuatro en itinerario”, informó el jefe del departamento de Higiene y Seguridad Industrial de la EMH, David Yucra.

Huanuni es la más grande de las empresas mineras del Estado. Produce concentrados de minerales de estaño, vía explotación interior mina y relaves; cuenta con 4.546 obreros, técnicos y administrativos, además de una custodia militar de 140 soldados.

El viceministro de Desarrollo Productivo Minero Metalúrgico, Héctor Córdova, aseguró que todas las empresa mineras estatales cuentan con departamentos dedicados a establecer medidas de seguridad y control para que los trabajadores las vayan cumpliendo. La inversión para equipar a cada trabajador con sistemas de seguridad “es muy significativa”, afirmó.

A decir de Yucra, “Huanuni ha optimizado la protección personal para todos sus trabajadores en todas sus secciones y departamentos. El riesgo existe, pero lo controlamos a diario con 110 inspectores”. En lo que va de esta gestión no se registró “ningún accidente fatal”, agregó, a tiempo de expresar su confianza en que en este año el indicador se mantenga en cero.