Lima. El aporte económico de la actividad minera destinado a promover el desarrollo sustentable de las regiones ascendió, durante el año 2010, a más de3.953 millones de soles, según informó el ministerio de Energía y Minas (MEM).

Dicho aporte, que beneficia a un total de 25 regiones en las que se realiza actividad minera, está formado por la participación efectiva que tienen los gobiernos regionales y locales del total de los ingresos que percibe el Estado por la explotación económica de los recursos naturales, conforme a las leyes vigentes.

El MEM indicó que la región Ancash obtuvo el más alto monto con transferencias a su favor por 867.666.637 de soles, de los cuales 855.464.977 le correspondieron por concepto de canon minero; a lo que debe añadirse 4.475.903 de soles por concepto de regalías mineras y 7.725.757 de soles por concepto de derecho de vigencia.

En segundo lugar está la región Cajamarca, que recibió un total de 489.114.850. Luego figura La Libertad con 480.470. 078 de soles; Arequipa con 419.139.092 de soles; Moquegua con 363.043.719 de soles; Tacna con 310.818.406 de soles; Puno con 264.707.090 de soles; Pasco con 209.516.269; Cusco con 132.946,306; Junín con 106.074,654.

Tal como lo precisa el libro “Minería Peruana: Contribución al Desarrollo Económico y Social”, publicado por el MEM y el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), el canon minero está constituido por el 50% del total de ingresos y rentas obtenidas por el Estado en la actividad minera, por el aprovechamiento de los recursos minerales, metálicos y no metálicos.

En ese sentido, la publicación señala que los recursos que los gobiernos regionales y locales reciban por concepto de canon serán utilizados exclusivamente para el financiamiento o cofinanciamiento de proyectos u obras de infraestructura de impacto regional y local, respectivamente, a cuyo efecto establecen una cuenta destinada a esta finalidad.

Respecto de las universidades nacionales, se precisa que ellas también son beneficiadas en forma directa por el canon minero. Del monto recibido por el gobierno Regional, el 20% les corresponde a los centros superiores universitarios donde se realiza la actividad minera, para ser destinado exclusivamente a la inversión en investigación científica y tecnológica que potencie el desarrollo regional.

Acerca de la regalía minera, se precisa igualmente que los gobiernos regionales y locales beneficiados con estos recursos, sólo podrán utilizarlos exclusivamente para el financiamiento o cofinanciamiento de proyectos de inversión productiva que articule la minería al desarrollo económico de cada región para asegurar el desarrollo sostenible de las áreas urbanas y rurales.