Lima. El aporte económico del sector minero al desarrollo sostenible de las regiones en los primeros tres meses del año, hasta el 17 de marzo, asciende 278 millones, según informó la Dirección de Promoción Minera (DPM) del ministerio de Energía y Minas de Perú (MEM).

De dicho monto, alrededor de 11 millones soles (US$3,9 millones) corresponde a los intereses acumulados de la distribución del canon minero por el periodo enero-febrero de 2011 de la asignación que se dio en 2010. La distribución de este canon por parte del ministerio de Economía y Finanzas (MEF), se inicia en junio y es de periodicidad anual.

Por concepto de regalías mineras, las 25 regiones han logrado ingresos del orden de los 243 millones soles (US$86,3 millones), por la distribución de esas regalías más los intereses acumulados que corresponde al periodo de enero, febrero y marzo de 2011.

Asimismo, por concepto del derecho de vigencia, se distribuyó a las municipalidades de las regiones un monto de 24 millones 031,463 nuevos soles que corresponde sólo al periodo de enero de 2011.

Sobre dicho concepto, es conveniente precisar que, por derecho de vigencia y penalidad, todo titular minero paga anualmente US$3.00 por hectárea, US$ 1.00 por hectárea si es pequeño productor minero (PPM) y US$ 0.5 por hectárea si se trata de pequeños productores mineros artesanales (PMA).

Estos fondos son administrados por el Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (Ingemmet), organismo público descentralizado del MEM. El 75% lo recaudado mensualmente se distribuye a los distritos donde se ubican las concesiones mineras, incluso si no existe ningún tipo de actividad minera.

De acuerdo al marco legal vigente, la Regalía Minera es la contraprestación económica que los titulares de las concesiones mineras pagan al Estado por la explotación de los recursos minerales metálicos y no metálicos.

La ley señala que el MEF distribuirá mensualmente los recursos recaudados por concepto de regalía minera en el plazo máximo de 30 días después del último día de pago que, por este concepto, realizan los titulares de concesión.

La minería moderna se realiza con sentido de responsabilidad ambiental y social, y además de generar trabajo bien remunerado en la zona donde se efectúa dicha actividad, ofrece una efectiva y permanente contribución al desarrollo sustentable de los pueblos a través de los mecanismos legales que han sido establecidos con esa finalidad.

En estos primeros meses, Tacna ha recibido un aporte de 32 millones 589,362 nuevos soles; Moquegua de 31 millones 739,045 soles; Cajamarca de 29 millones 826, 976; Pasco de 26 millones 291,896; Arequipa de 23 millones 315,501 soles; Lima de 23 millones 216,828; La Libertad de 22 millones 537,119; Puno de 21 millones 534,843 soles; Cusco de 18 millones 817,032; Junín de 16 millones 426,560 soles.

Otras regiones también han logrado captar ingresos importantes para su desarrollo sostenible por el aporte del sector minero. Se puede mencionar, entre otras, a la región Ayacucho, que ha recibido 9 millones 235,668 nuevos soles; Ica (7 millones 588,148 soles); Ancash (6 millones 257,926 soles); Huancavelica (6 millones 015,222 soles), entre otras regiones.

Es importante que los gobiernos regionales colaboren en la promoción de la actividad minera y apoyen la formalización de la minería ilegal con la finalidad de incrementar los aportes mineros a las regiones que son usados para la construcción de vías de comunicación, infraestructura educativa, infraestructura de salud, infraestructura de riego, entre otros proyectos, que promueven el desarrollo sostenible de las regiones.

Este aporte económico del sector minero debe verse reflejado en un efectivo avance hacia el desarrollo. Respecto del canon, la ley establece que los gobiernos regionales y locales deben utilizar los recursos del canon exclusivamente para el financiamiento o co-financiamiento de proyectos u obras de impacto regional.