Lima.  En el año 2017, la minería peruana se consolidó como el primer generador del divisas del país y logró posicionar a la nación como el primero en el mundo de zinc, plomo y molibdeno.

El ministro de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Eduardo Ferreyros, destacó que el desempeño de las exportaciones peruanas ha permitido que los productos que forman parte de la exportación tradicional, logren un liderazgo a nivel mundial.

"Ocupamos el segundo lugar en el ranking mundial de exportaciones de cobre", añadió el ministro.

Destacó que en lo que va de 2018, se ha renovado la confianza del sector minero y de los inversionistas con la puesta en marcha de el proyecto Michiquillay, que tendrá una inversión de más de US$2.000 millones, por lo que las espectativas para el sector es que siga en ascenso. 

Ferreyros detalló que el año pasado, el total de envíos superaron el desempeño del último quinquenio en términos de valor, lo que explicaría el aumento de los sectores tradicional (US$32.500 millones) y no tradicionales (US$11.712 millones).

El ministro tiene como meta que las exportaciones totales superen los US$ 50,000 millones al cierre de 2018. En los envíos no tradicionales proyecta que el monto llegue a los US$13.000 millones y en exportación de servicio a US$8.000 millones.

"Nuestras políticas y programa de desarrollo y promoción del comercio exterior están enfocadas en una apertura de mercado, mejorar la competitividad exportadora y descentralizar las exportaciones", afirmó.

*Con información de Gestión.