El secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb), Miguel Pérez, urgió al gobierno la aprobación de un decreto que penalice los avasallamientos de minas como un delito social.

“Es un tema importante y no queremos ser parte de una futura confrontación. Para eso tenemos que trabajar en un decreto supremo que penalice los avasallamientos de las comunidades y del sector cooperativo, porque es algo social”, dijo el dirigente a los medios.

Según la agencia estatal ABI, Pérez consideró que los conflictos mineros, registrados en los pasados meses, evidenciaron un problema latente en Bolivia debido a falta de políticas que regulen y sancionen los avasallamientos, en particular a yacimientos del Estado.