La Paz. La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb) planteó este jueves crear un fondo de compensación para afrontar la baja en los precios de los minerales, especialmente del estaño que llegó a US$7,99 la libre fina.

El dirigente del sector, Francisco Montaño, dijo que como una primera medida oportuna sería que el gobierno pueda crear un fondo de compensación, como se hizo con las cooperativas mineras (en gobiernos neoliberales).

El precio del estaño llegó a su máximo nivel y marca histórica el 11 de abril de 2011 con un valor de US$15,08 la libra fina, en agosto del año anterior estaba en 11,08.

Montaño precisó que el fondo de compensación para las cooperativas fue creado en el gobierno de Gonzalo de Sánchez de Lozada, manejado también por el gobierno de Hugo Banzer y que "tuvieron sus buenos cupones de bono y gran ganancia a costa del Estado".

El sindicalista aclaró que cada empresa tiene fijado un monto mínimo para el cierre de sus operaciones, que en el caso de Huanuni es de US$8.00 la libra fina de estaño, pero que tiene algunas alternativas.

Complementó que cada empresa tiene su propia capacidad de presupuesto, para la compra de materiales, herramientas, salarios; "son presupuestos y montos muy diferenciados".

"Para evitar quiebra, la empresa y los trabajadores estamos obligados a cumplir con algunas tareas como: aumentar la producción, rebajar algunos costos, situaciones que ya se hicieron en las empresas, porque hemos estado con este vaivén desde 1982, 1985 y después de la relocalización", resaltó.

Remarcó que los trabajadores no pueden permitir que las empresas entren en quiebra, con la experiencia recogida pueden apelar a muchos recursos pero que "será fundamental el apoyo del gobierno".

"La creación del fondo de compensación es para que cuando caiga  más el precio del estaño, por ejemplo, cuando sea insostenible, no en este momento, se ayude a las empresa para que no cierren sus operaciones", subrayó.

Aclaró que "esos recursos no serán a fondo perdido", sólo determinará que el gobierno compra ese mineral y al vender una vez que suba nuevamente su precio, recupera, "incluso puede tener una importante ganancia.