La Paz. Los trabajadores mineros asalariados de Bolivia exigen la pacificación inmediata en el distrito de Colquiri y se declaran en estado de emergencia a nivel nacional ante las amenazas de más avasallamientos de centros mineros por parte de los cooperativistas.

El secretario general de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb), David Ramos, comunicó este viernes que su entidad sacó un pronunciamiento oficial antes de ingresar al diálogo con el gobierno que aún no se ha instalado.

“La Fstmb ante los últimos acontecimientos violentos ocurridos en Colquiri está sacando un pronunciamiento por la profunda preocupación a raíz de lo que pasó ayer (jueves)”, declaró Ramos.

Anoche se registraron nuevos enfrentamientos en Colquiri entre mineros cooperativistas y asalariados, los disturbios terminaron con 10 heridos.

Los mineros asalariados reclaman en su pliego de tres demandas que primero se debe pacificar Colquiri, en segundo lugar se declaran en emergencia a nivel nacional por los anuncios de toma de otros yacimientos mineros en el país por los mineros cooperativistas.

Finalmente, piden que el gobierno haga cumplir el estado de derecho en Bolivia conforme a la Nueva Constitución Política del Estado que garantiza el cumplimiento de los contratos y concesiones oficiales.

Los ministros de Gobierno y Minería, Carlos Romero y Mario Virreira, respectivamente, citaron a los actores del conflicto a abrir una mesa de diálogo al mediodía en Caracollo, durante conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno.

“Tenemos la expectativa de iniciar el diálogo en Caracollo y que los actores vayan con una capacidad de decisión que nos permita lograr consensos”, manifestó Romero.

Los cooperativistas condicionan su presencia si se mantienen los acuerdos logrados con el Ejecutivo la madrugada de este jueves. “Vamos a asistir siempre y cuando haya una propuesta del gobierno, no vamos a retroceder en nuestras convicciones”, sostuvo el presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fncomin), Albino García.

El ministro de Gobierno ratificó que luego de los enfrentamientos en Colquiri no se han registrado fallecidos, sólo los 10 heridos que son atendidos en centros médicos de Oruro.