Pasar al contenido principal
Ministerio de Agricultura paraguayo dice que “La Niña” aún no es la peor de los últimos tiempos
Lunes, Enero 9, 2012 - 16:01

La sequía mantiene en un ambiente de incertidumbre a los productores del Paraguay quienes temen por una pérdida total de sus cultivos.

Édgar Mayeregger, de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), informó este lunes que el fenómeno “La Niña” que afecta principalmente a los cultivos, no es la peor de los últimos tiempos.

Además, detalló que las elevadas temperaturas afectan directamente a un 40% de la superficie cultivada.

Mayeregger declaró que el fenómeno “La Niña” viene afectando desde el mes de septiembre hasta ahora ante la escasez de lluvias que se registró en todo el territorio nacional.

El técnico manifestó que la última vez que se registró un fenómeno tan extendido fue en la temporada 2008/2009 pero aclaró la actual aún no supera a la de esa época.

Sobre la posibilidad de que se registren lluvias durante la presente semana, el especialista expresó que algunos dicen que se esperan precipitaciones entre este miércoles y este viernes, siendo necesario que caiga unos 20 a 30 milímetros de agua.

“Sabemos que existen daños, en algunas parcelas puntualmente. El 50% de las variedades tempranas y precoces fueron afectadas. En total, con toda superficie cultivada fue afectada en un 40%. Tienen todavía chances las que están a tiempo”, dijo Mayeregger.

En tanto, mencionó que el porcentaje afectado está con diferentes problemas entre caídas de hojas y limitaciones en el crecimiento a causa de la falta de energía y las altas temperaturas.

El técnico indicó que los rubros más afectados son la soja y el maíz pero en cuanto a la variedad zafriña del maíz dijo que si hay buenos pronósticos, posiblemente crecerá en superficie.

Mayeregger se mostró optimista ya que en la temporada 2008/2009 se tuvo un rendimiento de 1.450 kilos por hectárea por lo que se podría superar esta cifra durante la presencia de este fenómeno.

Este problema mantiene en un ambiente de incertidumbre a los productores del Paraguay quienes temen por una pérdida total de sus cultivos.

Autores

ABC Color (Paraguay)