Caracas. El ministro de Alimentación, Carlos Osorio, negó que exista desabastecimiento de algún rubro básico para la dieta del venezolano, debido a que el Gobierno cuenta con un Sistema Integral de Control Agroalimentario (SICA) que le permite tener un monitoreo constante de todos los alimentos.

“Si visitan cualquier cadena de distribución de alimentos encontrarán leche, aceite, pescado, carne. Las dificultades que pueda haber en algunas redes se deben a la manipulación mediática que hacen algunos sectores para presionar alzas de precios, incluyendo la desaparición de productos”, dijo el titular de Alimentación.

En el caso específico de la leche, el ministro señaló que “el consumo mensual actual es de 14.500 toneladas, y en este momento 27.300 toneladas del alimento están siendo distribuidas entre el sector privado y las redes públicas como Mercal, Pdval y

Abasto Bicentenario. Pero si los medios se dedican a decir que no hay determinados productos, la gente compra cuatro en lugar de la unidad que necesita, y se generan distorsiones en el mercado que la Ley de Costos busca corregir”.

Osorio aseguró que “es por estas campañas que luego los especuladores compran masivamente, para ir a la calle y vender todo más caro”.

Pese a que la nueva Ley de Costos y Precios Justos regula también a las personas naturales que produzcan, importen o distribuyan bienes esenciales, el ministro descartó que los comerciantes informales o “buhoneros” vayan a ser fiscalizados en el marco de la normativa.

“Si esta ley fuese a regular a los buhoneros, se llamaría Ley de Buhonerismo. Eso es una cadena comercial informal que el Gobierno, con todos sus sistemas, buscará corregir; aunque ellos han existido desde el comienzo de la historia”, dijo Osorio.

El ministro de Alimentación ofreció estas declaraciones al salir de la primera reunión que realizó el gobierno con los sectores productivos, para poner en marcha la nueva Ley de Costos y Precios Justos, en la sala Plenaria de Parque Central, en Caracas.