La ministra de Industria argentina, Débora Giorgi, aseguró que “las industrias automotriz y autopartista no tienen problemas de crecimiento en la Argentina, donde las empresas invierten y no arrugan”.

Al disertar en la reunión anual de Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), Giorgi dijo que “en los últimos días hubo una insistencia mal intencionada frente a hechos puntuales y habituales para cualquiera que conozca el sector, tanto a nivel de producción como de comercialización”.

La ministra anticipó que este año se patentará 30% más de autos que en 2010, unas 850 mil unidades, y se alcanzarán además las 720 mil motos.

“El modelo productivo le garantiza al sector un mercado interno pujante y de bolsillos llenos, y eso no es magia, sino la premisa de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de poner la demanda por delante de la oferta a partir de una mejor distribución de la renta”, sostuvo la ministra.

Planteó luego que la crisis en los países centrales representa una oportunidad para el país y, en especial, para la cadena de valor automotriz.

Destacó al respecto que la inversión de las terminales entre 2008 y 2012 sumará US$1.000 millones y afirmó que se impulsa “la mayor provisión de partes locales y el desarrollo y la producción nacional del mayor número de modelos globales, como hoy tenemos la Amarok de Volkswagen y la Hilux de Toyota, entre otros”.

Los nuevos modelos de Fiat, Renault y Mercedes comenzarán a producirse con una integración de entre 40 y 60 de partes y piezas nacionales, acotó un comunicado.

Por otra parte, la titular de la cartera fabril resaltó que la Argentina es el primer vendedor en América Latina de autos cero kilómetro en su mercado interno.

En ese sentido, explicó que “el aumento del poder adquisitivo hace que hoy el esfuerzo económico para comprar un modelo nuevo sea significativamente menor que hace ocho años, ya que hoy se necesitan 8,7 sueldos contra los 13,6 que se necesitaban en 2003”.

“Como nunca antes en la historia, el sector lleva casi una década de incremento ininterrumpido”, dijo Giorgi, tras precisar que durante 2010 se vendió un auto 0 km por cada 60 habitantes.

La ministra puntualizó que la Argentina tiene un auto cada 4 habitantes, mientras que Uruguay tiene uno cada 6; Brasil cada 7, Paraguay cada 13; Perú cada 18; China cada 22; e India un auto cada 24 habitantes.

De 2002 a 2011 el patentamiento de autos pasó de 96 mil unidades a las cerca de 850 mil proyectadas para este año, mientras la producción creció más de 5 veces (de 159 mil a 840 mil) y las exportaciones se cuadruplicaron (de 123 mil a 500 mil vehículos), añadió el comunicado.

Asimismo, el empleo registrado en la cadena automotriz pasó de 38.500 en 2003 a 84 mil en 2010 (118%) y en los concesionarios creció en igual período de 18 mil a 39 mil (117%).

“Estamos profundizando el proceso de sustitución de importaciones para incrementar la integración local y regional”, sostuvo Giorgi.

La funcionaria consideró por último que “esto genera más trabajo y más demanda, y realimenta el círculo virtuoso que nos llevó al período de mayor crecimiento para la industria automotriz”.