La ministra de Industria, Débora Giorgi, sostuvo que la reindustrialización de YPF "será uno de los motores de desarrollo de una industria donde supimos ser libres desde aquí y hacia Latinoamérica y a Europa, a donde vamos a volver a sorprender antes de lo que los agoreros esperan".

La funcionaria formuló declaraciones en el marco del Primer Encuentro de Proveedores de gas y petróleo que se realiza en Tecnópolis y donde el titular de la compañía, Miguel Galuccio, presentó el Plan 2012 al 2017.

Giorgi destacó la importancia de la "provisión de energía como insumo básico que hace a la sustentabilidad ambiental", y recordó que con Repsol "tuvimos caída en producción y distribución de utilidades mezquinas, frente ahora a esta nueva YPF que nos dará la energía, insumo, desarrollo de proveedores y la soberanía hidrocarburífera".

"Pasamos de una Repsol de visión miope con baja incorporación de tecnología, de importaciones sin valor agregado, a una YPF nacional con un ambicioso proyecto que hace eje en aumentar reservas y una explotación sustentable, sustituir importaciones y desarrollar las cadenas de valor", destacó Giorgi.

"Argentina es capaz de desarrollar una marca para las energías no convencionales", dijo la ministra en otro tramo de su discurso, y afirmó que la nueva YPF "creará empleo, aumentará cantidad de proveedores, desarrollará innovación para la explotación de los no convencionales y está pensada para todo el país donde están ubicadas las refinerías y los yacimientos".

"Pasamos a esta nueva YPF articulada con las políticas industriales del gobierno nacional que genera nuevos polos, donde la interconectividad es fundamental, y esto es el hoy pero también hay mucho del mañana", afirmó la ministra.

Además, destacó que "necesitamos una industria de petróleo y gas a la altura de la empresa que definimos que duplique puestos de trabajo, que genere superávit comercial y suministro de una industria de petroquímica y química a la altura de la circunstancias. Se necesitan inversiones para generar más de 75 mil puestos de trabajo".

La ministra dijo que las acciones van en el sentido del "ADN de este proyecto de reindustrialización, como una política de mejora en la distribución del ingreso".

Giorgi aseveró que "las políticas que no tenían eje en la reindustrialización no funcionaron" y agregó que "hoy cuando yo digo y hablo de industria, incluyo a manufacturera, a los servicios y la agroindustria".

La funcionaria afirmó que "pudimos llegar a este proceso porque lo hicimos entre todos, con todos los sectores, codo a codo con algunos que incluso no comparten muchas de las cosas de las que hicimos".

"Veníamos de 1976, época trágica, con una industria que se deterioraba al 6 por ciento real su nivel de actividad por año", dijo, y agregó que en los últimos ocho años se habían perdido unas "13 mil empresas", en contraposición con lo que "viene sucediendo desde el 2003 a la fecha, donde estamos viviendo el período de crecimiento industrial más importante desde que se llevan estadísticas".

"Los datos son el nacimiento de 190 mil empresas y 19 mil pymes industriales, muchas de las cuales empezaron siendo pymes y hoy muestran con orgullo que son medianas", destacó la ministra.