Quito. "Ecuador ha tenido un desempeño económico creciente y saludable, sostenido por logros especialmente en la parte no petrolera", aseguró la ministra coordinadora de la Política Económica, Jeannette Sánchez.

Estas declaraciones las hizo durante la reunión que mantuvo con la presidenta ejecutiva del Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR), Ana María Carrasquilla.

La cita tuvo por objetivo analizar los resultados de la aplicación de la política económica, así como los escenarios macroeconómicos de mediano plazo, dentro del marco del Convenio de Crédito suscrito en 2009, entre el país andino y ese organismo.

En la reunión, las funcionarias analizaron además la política monetaria y financiera, la política fiscal, así como el plan anual de inversiones.

"La dependencia del petróleo ha bajado puesto que ahora la mayor parte del crecimiento se ha dado por la inversión tanto pública como privada en áreas generadoras de empleo que han fortalecido al sector privado", declaró Sánchez.

La secretaria de Estado manifestó que el sector privado se ha dinamizado gracias también al alza de los ingresos reales, que permite al país ahorrar pero también invertir y no solo consumir.

"Si bien el Ecuador tiene una buena salud financiera, es necesario que se proteja de los posibles efectos de una crisis internacional que podría afectar especialmente la balanza de pagos y la balanza comercial (...) El interés de Ecuador es mantener abiertas las líneas de contingencias y así compensar cualquier situación que nos complique", concluyó la ministra.

Según cifras del Banco Central del Ecuador, las exportaciones de banano entre enero y noviembre de 2011 cubrieron casi un 30% de las ventas no petroleras del Ecuador, y constituyen las principales exportaciones del país en el sector no hidrocarburífero, con US$2.046,8 millones.