El conflicto entre las autoridades argentinas y la petrolera YPF ha ido subiendo de calibre luego que la empresa negara el acceso a una reunión de directorio a funcionarios del gobierno.

El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, aseguró que "hay que preguntarse qué tema iba a tratar YPF para impedir el acceso de funcionarios" a la asamblea realizada este jueves en la compañía.

"Habría que ver qué respuestas no le podían dar al secretario de Energía y al viceministro de Economía, qué tema oscuro iban a tratar por el cual no podían participar estos funcionarios", indicó De Vido.

El ministro también se preguntó "porqué no podían participar el secretario de Energía, que es el secretario del área, y el viceministro de Economía, que es el representante de las acciones que el Estado tiene en la compañía".

Este jueves por la mañana, autoridades de YPF impidieron el acceso de los tres funcionarios (Roberto Baratta, Daniel Cameron y Axel Kicillof) a la asamblea de la compañía en su sede corporativa de Puerto Madero. Ante esta actitud, el gobierno informó que evaluará los pasos legales a seguir.