Singapur. El primer ministro de Australia, Kevin Rudd, confirmó que se reunió con el consejero delegado de BHP Billiton, Marius Kloppers, para hablar sobre el nuevo impuesto a la minería que planea introducir el gobierno.

"Siempre estoy dispuesto a escuchar lo que la industria minera tiene que decir", dijo Rudd a los periodistas.

Rudd visitó el estado de Australia Occidental, rico en recursos naturales, en medio de protestas del consejero delegado de Fortescue Metals, Andrew Forrest, y la magnate de la minería Gina Reinhart, y mientras la industria minera sigue con su intensa campaña contra el nuevo impuesto.

Aunque el desencuentro entre gobierno y mineras en torno al impuesto aún no se ha superado, la reunión de Rudd con Kloppers al menos indica que los canales de comunicación permanecen abiertos al más alto nivel, tras semanas durante las cuales las mineras se quejaron de que no había un compromiso genuino.