La firma del Protocolo Comercial, el punto central de la octava cumbre de la Alianza del Pacífico que culminará este lunes en Cartagena, no traerá perjuicios al campo colombiano.

Así lo aseguró Santiago Rojas, ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, al ser consultado por la prensa.

"Contamos con plazos de desgravación para los productos sensibles. Es un acuerdo que satisface los intereses de Colombia", aseguró durante la rueda de prensa conjunta con Magali Silva Velarde-Álvarez, ministra de Comercio Exterior y Turismo, de Perú; Álvaro Jana Linetzky, director general de Relaciones Económicas Internacionales, de Chile; y Francisco de Rosenzweing, subsecretario de Economía de México.

De esa forma, Rojas le salió al paso a las críticas de la SAC, gremio que retiró su apoyo al proceso en 2013 y que afirma que los acuerdos de desgravación convenidos con México, Perú y Chile afectarán la producción agropecuaria colombiana.

Al respecto, Rojas afirmó que los países miembros apostarán fuertemente por consolidar encadenamientos productivos: procesos conjuntos de transformación con materias primas provenientes de la alianza. "Es la mejor estrategia para conquistar nuevos mercados como los del Asia Pacífico, que son grandes importadores de alimentos", aseguró.

Por otra parte, los ministros descartaron que los gobiernos de la Alianza del Pacífico instaure un arancel externo común. Tampoco se ha contemplado una moneda común para el grupo.

Finalmente, Rojas reafirmó que el Protocolo Comercial, que otorga desgravación inmediata al 92% del universo arancelario, tendrá que ser aprobado primero por los parlamentos de los cuatro países: "Será un proceso con unos tiempos particulares, pero que tardará alrededor de un año para completarse".