El ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, descartó que el Estado se haga cargo de las deudas de Pluna con agencias de viaje, con pasajeros que compraron pasajes directamente a la empresa, ni de los juicios contra la empresa, mientras el proyecto de ley que apunta a la liquidación de la compañía aérea se apresta a ser votado esta semana por el Parlamento.

Consultado por el diputado del Partido Nacional Jorge Gandini en la Comisión de Presupuesto de la Cámara Baja acerca de si había alguna previsión presupuestal para atender la situación de Pluna, Lorenzo explicó que “no es necesaria ninguna previsión presupuestal porque ninguna deuda va a rebotar sobre el patrimonio del Estado”.

“El Estado es responsable por el 25% de Pluna, y no tiene que responder como si fuera una empresa privada”, agregó.

El ministro estuvo en comisión para explicar los alcances de la Rendición de cuentas, y volverá este miércoles a Comisión Bicameral de Diputados y Senadores para explicar el proyecto de ley sobre Pluna.

Para hacer frente a las deudas de la aerolínea, el proyecto prevé la subasta de los siete aviones que le pertenecen a la compañía, con una base de US$135 millones.

Esa cifra se destinará a pagar lo que la compañía adeuda al Scotia Bank.Una vez concretada la subasta –que se proyecta para un plazo máximo de 60 días después de aprobado el proyecto de ley– el gobierno negociará mantener la garantía de financiamiento a cambio de que la contraparte privada retome personal y asuma deudas que la aerolínea Pluna generó con Ancap (por US$28 millones) y con el Banco República (por US$16 millones).