Abu Dabi. La crisis en Egipto ayudó a llevar el petróleo a US$100 el barril, un precio que no puede explicarse por el balance entre oferta y demanda, dijo el ministro de Petróleo de los Emiratos Arabes Unidos (EAU), Mohammed al-Hamli, quien agregó que el mercado estaba bien abastecido.

La OPEP está preparada para incrementar la producción si hubiera "apetito", dijo el funcionario, aunque destacó que no veía la necesidad de una reunión extraordinaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

El grupo no planea reunirse formalmente para reevaluar la política de producción hasta junio, aunque los ministro de la alianza podrían reunirse informalmente en las laterales del Foro Energético Internacional, que será el 22 de febrero en Arabia Saudita.

Las revueltas populares que llevaron a la caída del presidente egipcio, Hosni Mubarak, han incrementado las preocupaciones en el mercado petrolero a un contagio a otros países de Oriente Medio, lo que ayudó a llevar el precio del crudo Brent por encima de los 101 dólares y el del referencial estadounidense a más de 85 dólares.

"Los precios del petróleo reaccionan a eventos y reaccionaron a los eventos en Egipto", dijo Hamli a periodistas. Y agregó: "el mercado está bien abastecido".

"Los precios no pueden explicarse por los fundamentos actuales. Los inventarios son altos", añadió.

El ministro dijo que los EAU están produciendo unos 2,2 millones de barriles por día (bpd), en línea con la meta de bombeo de la OPEP, y que tenía una capacidad de 2,8 millones de bpd.

Capacidad ociosa. En total, los analistas dicen que la OPEP posee una capacidad ociosa de 5 millones de bpd en la región, la mayoría perteneciente a Arabia Saudita, la que podría ponerse a disposición de los mercados de inmediato si fuera necesario.

Hamli señaló que veía un "incremento gradual de la demanda", lo que dijo que era una señal de la recuperación mundial y, aunque afirmó que había un precio al cual se frenaría un incremento de la demanda, dijo que no podía decir cuál era.

La prima del crudo Brent sobre el referencial estadounidense, que históricamente ha sido de mayor calidad y más caro, creció a un récord de más de US$15.

Hamli dijo que había una distorsión en los mercados y agregó que los operadores "tenían un rol" en ello y que las reservas en Estados Unidos eran muy elevadas.