El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, dijo en Moscú que no se siente “afectado por las rigideces de la política”.

Reivindicó su independencia dentro del Frente Amplio y aseguró que tuvo la “suerte de disponer de toda la libertad para llevar adelante las políticas que impulsamos desde un gobierno de izquierda, en un país que quiere transformarse en desarrollado, cuidando esos equilibrios y generando una mayor riqueza para distribuirla mejor, generando oportunidades para nuestros ciudadanos”.

En una entrevista que concedió a la cadena internacional de televisión RT en español poco antes de abordar el avión que lo trajo el viernes de regreso a Uruguay luego de encabezar una misión oficial en Rusia, Aguerre enfatizó: “Obviamente soy parte de un gobierno y, como parte de ese proceso, estoy muy contento de poder contribuir con mi país. Y, al mismo tiempo, desde la posición de gobierno, poder ir al otro lado del mundo y opinar como lo estoy haciendo ahora en Rusia”.

Acerca de “qué lo distingue del presidente Mujica” cuando este fue ministro de Ganadería, afirmó: “Eso no puedo decirlo yo, pero hay una cosa que hace una gran diferencia. El fue ministro y yo soy ministro, pero a él cuando fue ministro lo votaron 300 mil personas y (luego) para presidente más del 53% de los ciudadanos. Y a mí, no me votó nadie”.

Aguerre agregó que el suyo “es un cargo ejecutivo. Mi gestión empieza y termina dependiendo de dos cosas: que el presidente tenga ganas de que yo siga siendo ministro y de que yo sienta ganas, satisfacción y compromiso de seguir siendo ministro. Son las dos únicas condiciones que se tienen que dar. En ese marco jugamos”.

“Pero evidentemente el presidente tiene el respaldo de la amplia mayoría de la sociedad”, remarcó Aguerre, y explicó que “forma parte de un gobierno que es un frente con distintos orígenes: partidos de izquierda, de centro y escindidos de los partidos tradicionales, que tienen como denominador común un programa de gobierno. En el marco de ese programa de gobierno hay que gobernar”.

El periodista de la cadena RT, que tiene también un canal en idioma inglés y otro en árabe, le recordó al titular del MGAP que “lleva casi tres años como político” cuando antes “no estuvo involucrado en la política”, y seguidamente le preguntó: “¿Qué ha sido más difícil para usted: esa inmediatez de la política o tener la sensación de lo difícil que es cambiar algo”. Aguerre meditó unos segundos y contestó: “Un poco las dos cosas”.

“Déjeme decirle que voy a cumplir en marzo tres años en esta actividad respondiendo a la invitación que me hizo el presidente Mujica. Yo soy un productor, soy ingeniero agrónomo. Siempre estuve muy preocupado en estos temas. Fui presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA). El arroz es un cultivo que se practica en Uruguay siguiendo un manual de buenas prácticas agrícolas y ese manual tiene que ver con la conservación de los recursos naturales”, dijo el titular del MGAP.

Aguerre explicó que como ministro de Agricultura impulsa “una política de conservación de suelos que nos transformará en el primer país en el mundo que regulará el uso de acuerdo a su capacidad” y agregó que “en 2014 también seremos el primer país del mundo que hará el monitoreo satelital de las aplicaciones de agroquímicos porque estoy convencido que lo natural no es contradictorio de lo tecnológico, en la medida que las tecnologías se compatibilicen con los ciclos naturales”.

La manipulación de alimentos. Aguerre fue interrogado por la manipulación de los alimentos en el mundo y respondió que “el término manipulación es muy amplio. Si hablamos de manipulación genética estamos hablando de los transgénicos, que en Uruguay se cultivan y se autorizan después de un estricto análisis de riesgo. En Uruguay estamos convencidos que en el futuro de la humanidad el mejoramiento genético tiene que desarrollarse por métodos convencionales, pero no podemos negar lo que pueda hacer el hombre en términos de manipulación en la medida que se cuiden los riesgos. Cuando usted me habla de manipulación de alimentos con el agregado de sustancias no naturales, como las hormonas o los antibióticos usados con destino al crecimiento animal, la posición es diferente. La ciencia aún no laudó que efectos nocivos puede haber y Uruguay tiene prohibido por ley la utilización de hormonas”.

Un comercio justo. “Estoy seguro que es necesario dar la batalla por un comercio justo en los ámbitos bilaterales y multilaterales, en todos los lugares donde representantes de los pueblos no pueden eludir la responsabilidad de entender que vivimos en un planeta y que las fronteras políticas y geográficas no son un límite para los procesos globales”, enfatizó el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, durante la entrevista que concedió a la cadena televisiva RT en español antes de regresar de una misión oficial a Rusia.