Ciudad de México. ElEconomista.com.mx "El gobierno federal estará atento a la situación de sus trabajadores", sostuvo este sábado el secretario de Comunicaciones y Transportes de México, Gerardo Ruiz, en torno a la compleja situación que obligó a la aerolínea Mexicana declararse en quiebra la semana recién pasada.

“Ahora lo que sigue es cumplir con la instrucción del presidente Nieto, de estar al pendiente de los trabajadores, de estar muy en contacto con los sindicatos”, subrayó el secretario de Estado.

Ruiz calificó como "positiva" la declaración de quiebra por parte de la juez, pues consideró que era algo "impostergable".

“Ahora lo que sigue es cumplir con la instrucción del presidente Nieto, de estar al pendiente de los trabajadores, de estar muy en contacto con los sindicatos”, subrayó.

Destacó que se ha cuidado de manera especial el patrimonio de la extinta aerolínea, consistente principalmente en el Centro de Mantenimiento y los aviones. De hecho las aeronaves se depositaron en un fideicomiso especial en favor de los trabajadores.

Sin embargo, el secretario de Estado reconoció que los recursos que quedan en esa instancia no alcanzan a dar respuestas satisfactorias.

“Veremos que se preserve ese patrimonio, que se cuide en favor de los trabajadores y veremos qué más se ofrece para estar muy al pendiente de ellos. Mientras esto no se diera, el gobierno poco podía hacer. Ahora seguiremos en contacto con los sindicatos como hemos estado, a efecto de ver qué sigue".

Dijo que el patrimonio de la empresa "hace tres años se fue perdiendo, creo que ya lo que queda no alcanza, habrá que ver cuál es el punto fundamental de necesidad, no lo tenemos precisado”, comentó.