El ministro de Planificacion Federal, Julio De Vido, afirmó que "es un error confundir los intereses de España con los de Repsol, y menos con los de YPF, ya que es solamente su principal accionista", a la vez que recordó que se trata de "una empresa Argentina porque tiene domicilio y opera en nuestro país".

Durante la visita de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a Chile, De Vido salió así al cruce de las declaraciones del ministro de Industria de España, Jose Manuel Soria, quien había señalado que "los interseses de YPF son los de Repsol y los de España".

"No comparto en absoluto" estos conceptos, indicó De Vido y agregó que "los intereses de YPF no pueden estar disociados del desarrollo nacional porque es una empresa argentina con accionistas españoles".

"De ninguna manera sus objetivos pueden apartarse de los interses del Estado argentino, porque sus principales activos son los yacimientos que le concesionaron las provincias", señaló el titular de Planificación.

Además manifestó que "uno de los principales objetivos" de la empresa debería ser "abastecer en su franja adecuadamente al país de hidrocarburos, explotando plenamente esos yacimientos".

En tal sentido, el ministro consideró que "es razonable que sus accionistas procuren maximizar beneficios pero debe ser en el marco del pleno abastecimiento del país y no a costa de este", y recordó que YPF, en tanto empresa argentina, debe trabajar para que la producción de gas y petróleo acompañe el crecimiento del país.

"El peor violentamiento a la seguridad jurídica es incumplir los contratos de concesión, como hizo Repsol-YPF en reiteradas ocasiones", remarcó De Vido.

En tanto explicó que "las medidas anunciadas el miércoles (la reversión de contratos de zonas petroleras), no son acciones aisladas de dos provincias, sino que sus fundamentos son producto de una visión que también comparten el Estado Nacional, los trabajadores y los estacioneros".