El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, asumió este lunes, pocas horas después de que se anunciara formalmente la expropiación de la compañía, como interventor de la firma de capitales españoles.

El decreto, dado a conocer junto con el anuncio del envío al Congreso de un proyecto de ley que dispone la nacionalización del 51% de las acciones de YPF, también designa en la conducción de la petrolera al secretario de Política Económica, Axel Kicillof.

En la sede de Puerto Madero ya se encuentran, además de De Vido, los gobernadores de Chubut y presidente de la Ofephi, Martín Buzzi; y el mandatario neuquino, Jorge Sapag, entre otros.

También está en el lugar el subsecretario de Coordinación del Ministeril de Planificación, Roberto Baratta.

La designación de De Vido y de Kicillof fue refrendada este mediodía por el escribano general de la nación, Natalio Etchegaray, durante el acto celebrado en Casa de Gobierno y encabezado por la Presidenta.

Estaban presentes Mauro Dacomo, ejecutivo de la firma YPF, y el subsecretario de Coordinación y representante del Estado en la petrolera, Roberto Baratta.

El gobierno anunció la expropiación del 51% de las acciones de YPF en manos de Repsol, en el marco de un proyecto de ley de soberanía hidrocarburífera que será enviado hoy al Congreso.