Lima, Andina. A 891 millones 765,243 nuevos soles (más de US$320 millones) asciende el monto de las multas no pagadas por las empresas pesqueras, entre 1995 y agosto de este año, denunció este martes el ministro de la Producción del Perú, Kurt Burneo, al revelar una serie de irregularidades en el Viceministerio de Pesquería para perpetrar este incumplimiento.

Explicó que las multas impuestas a empresas del sector por transgredir la normatividad pesquera en ese lapso sumaron 925 millones 616,025 soles (más de US$333 millones), de las cuales sólo se han cancelado 33 millones 850,782 soles (poco más de US$12 millones).

Precisó que el 46,4% del monto no pagado (414 millones 69.069 soles) corresponde a diez empresas: Pesquera Velebit, Pesquera 2020, Pesquera Polar, Isla de ONS, Pesquera Hayduk, Corporación Pesquera Inca, Empresa Pesquera Lobos de Afuera, Pesquera Z y T, Pesquera Diamante y C & M Pesca.

La deuda inicial de esas diez empresas ascendía a 417 millones 83,562 soles (más de US$150 millones) y solo pagaron tres millones 14,493 soles, detalló.

Burneo sostuvo que esta cifra “astronómica” que no fue pagada, equivale al 89,90% del impuesto a la renta pagado por el sector pesca durante 1998 y el 2010.

Dijo que la procuradora del Ministerio de la Producción, Carmen Tamayo, denunciará este miércoles ante la fiscalía a funcionarios del Viceministerio de Pesquería por delitos cometidos en el ejercicio de su función, los mismos que serían responsables de que estas empresas no hayan pagado sus multas y sigan operando.

Indicó que se han encontrado diversas irregularidades, entre ellas que funcionarios del Viceministerio de Pesquería permitieron que expedientes por sanciones pecuniarias sean declarados como prescritos, y por lo tanto serían incobrables.

El Organo de Control de ese sector ha encontrado que 58 expedientes de procesos administrativos sancionadores habrían prescrito debido a la inacción de los funcionarios, en tanto que otros 300 expedientes administrativos estarían por prescribir, apuntó.

"Hemos detectado la sustracción, por parte de funcionarios, de expedientes sobre sanciones, en otros casos los expedientes fueron empapelados con la finalidad de lograr la prescripción”, manifestó Burneo.

Añadió que con las investigaciones efectuadas se concluyó que hay 1.653 embarcaciones pesqueras que tienen más de una sanción por el incumplimiento de las normas del sector.

Entre los años 2004 y 2010 hubo 53 embarcaciones que registraron más de 50 sanciones y continúan operando, adicionalmente hay otras 16 embarcaciones que tienen más de 90 sanciones en el mismo período, refirió.

Señaló que luego de lo detectado, el Ministerio de la Producción decidió iniciar procesos disciplinarios, como la separación del personal, y se formularán las denuncias penales en los casos que corresponda.

Además se efectuará una auditoria de gestión a la Dirección General de Seguimiento, Control y Vigilancia (Digsecovi) y a la Dirección de Extracción y Procesamiento del ministerio.

Se propondrá la modificación de la Ley del Proceso Coactivo para lograr su eficacia, así como la modificación del reglamento de la Ley General de Pesca para establecer como causal de caducidad de los permisos de pesca el incumplimiento del pago de sanciones firmes.

También se modificará el Reglamento de Inspecciones y Sanciones Pesqueras y Acuícolas (Rispac) y las normas de Procedimiento Administrativo Sancionador (PAS).