Lima. El ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Milton Von Hesse, sostuvo que el capital privado tiene que entrar de manera decidida a invertir en el sector agua y saneamiento, no solo en Lima sino en todo el país.

Aclaró que ello no significa la privatización del servicio básico, sino trabajar a través de asociaciones público privada (APPs).

Afirmó que ello es una necesidad pues el modelo actual de las Entidades Prestadoras de Servicios de Saneamiento (EPS) a nivel nacional ha "colapsado", pues hoy en día el 100% de las EPS dependen financieramente del Gobierno Central.

"Todas las EPS vienen al ministerio (de Vivienda) para que les financien sus inversiones debido a que la incapacidad de su gestión no les permite tener los recursos suficientes para financiar obras. Esta una realidad, algo matemático que nada tiene que ver con el color político de la administración", señaló.

Explicó que esta situación se da porque de cada 100 litros de agua que distribuyen solo el 25% pueden facturar.

"Ninguna empresa del mundo puede sobrevivir con ese descalce, ya sea de agua, de camisas o de zapatos. Esto hace que el modelo no pueda darle una solución a los hogares peruanos", agregó.

Asimismo, descartó que un eventual ingreso de capitales peruanos al sistema nacional de agua y saneamiento vaya a generar incremento en el precio del servicio, y por el contrario, permitiría que familias de escasos recursos paguen menos por el agua que consumen.

"El metro cúbico de agua proveniente de la EPS cuesta entre US$1,34 y US$1,68. Sin embargo, el metro cúbico del camión cisterna termina costando entre US$8,40 y US$16,80. Eso es injusto, al final las familias pobres pagan hasta diez veces más por agua de lo que pago yo en mi casa", enfatizó.

De igual modo lamentó que algunas autoridades regionales y locales obtengan réditos políticos con promesas de reducir la tarifa de agua, lo cual no hace más que rebajar la calidad del servicio.

En ese sentido reveló que se viene reuniendo con autoridades regionales y locales elegidas para establecer los planes de mejora que brinda las EPS en su jurisdicción.