Sao Paulo. El minorista brasileño de alimentos GPA SA informó este lunes que su ingreso neto del cuarto trimestre creció un 6,8% respecto al mismo período del año previo a 12.500 millones de reales (US$3.910 millones), aunque el avance fue limitado por la deflación en los alimentos.

Las ventas de GPA y de su rival Carrefour Brasil han crecido en los últimos trimestres ante un mayor optimismo entre los consumidores brasileños de que ya está terminando la desaceleración económica del país, a pesar de una desaceleración en las inversiones.

Para todo 2017, la empresa -propiedad del minorista francés Casino Guichard Perrachon SA, informó ventas por 44.600 millones de reales, un alza de 8,2% respecto a 2016.

El incremento de 6,8% en las ventas netas del cuarto trimestre es más modesto que el de trimestres anteriores, debido a una baja en los precios de los alimentos en el país.

Las ventas netas de las tiendas de GPA abiertas por al menos 12 meses, o ventas comparables, saltaron un 3,5% en el cuarto trimestre, incremento más moderado que en trimestres anteriores.

El índice IPCA para los productos alimenticios retrocedió un 5,1% en el trimestre frente al mismo período del año previo, caída que fue especialmente pronunciada en los productos consumidos por Navidad, indicó GPA.

Las ventas netas de las tiendas de GPA abiertas por al menos 12 meses, o ventas comparables, saltaron un 3,5% en el cuarto trimestre, incremento más moderado que en trimestres anteriores.

Las ventas del formato Assai, un tipo de local de ventas mayoristas, subieron un 3,5%. Las ventas de los formatos minoristas Multivarejo bajaron un 0,6% tras anotar un incremento modesto el trimestre previo.