México D.F. La minorista mexicana Soriana, la segunda mayor del país, dijo este lunes que espera aumentar sus ventas este año, luego de un difícil 2009, apoyada en la reactivación de la economía y una mayor participación de mercado.

Soriana prevé para 2010 un alza de entre 7% y 8% en sus ventas iguales -las de aquellas tiendas con más de un año en operación- y elevar sus ingresos totales en 15% frente a 2009.

"Comparado con 2009, ha mejorado bastante el consumo (...) pero la clave está en la reactivación de la economía", dijo el director general de la minorista, Ricardo Martin Bringas.

"Parte de la política de nosotros es ganar mercado y parte (...) enfrentarnos con competitividad", comentó.

México está saliendo a paso lento de su peor recesión en décadas y se espera que este año la economía crezca 3% según cálculos oficiales.

Soriana, con unas 479 tiendas y la cadena de conveniencia Súper City, se enfrenta a la agresiva competencia del gigante Wal-Mart de México, que opera 1.477 unidades comerciales, y contra los pequeños negocios familiares que controlan el fragmentado mercado mexicano.

La minorista, con fuerte presencia en el norte de México, tuvo en los primero nueve meses de 2009 una caída de 4,1% en sus ingresos totales y analistas estiman que la compañía habría visto el año pasado una ligera baja en sus ventas iguales.

Soriana tiene programado reportar sus resultados financieros de 2009 la próxima semana.

Perspectivas para 2010. Martin estimó además que la compañía tendrá en 2010 ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) superiores a los US$600 millones y un flujo libre de efectivo sobre los US$465 millones.

"La compañía parece estar confiada en el potencial para aumentar su margen de ganancia en los próximos dos a tres años", dijo Credit Suisse en un reciente reporte, en el que elevó su recomendación para las acciones de Soriana a "desempeño superior al mercado" desde "desempeño inferior".

La cadena inició el año pasado un plan de reducción de costos que le ha permitido mejorar su rentabilidad, pese a la caída en sus ventas.

El directivo agregó que parte del efectivo generado de sus operaciones se destinará a inversiones y otra parte a reducir deuda.

Soriana dijo en diciembre a Reuters que abriría 40 tiendas en 2010, incluyendo un nuevo formato para pequeñas poblaciones, con una inversión de alrededor de US$300 millones, con lo que retomará su crecimiento orgánico después de absorber las tiendas que compró a su rival Gigante.

La minorista cerró 2009 con una deuda total de unos US$ 700 millones.

Pese a las expectativas, las acciones de Soriana cayeron 0,12% en la bolsa mexicana a 32.46 pesos, revirtiendo la ganancia alcanzada tras el anuncio, en medio de un mercado volátil.

"Vemos actualmente un atractivo punto de entrada en Soriana. Las acciones se han desempeñado por abajo de Walmex", agregó Credit Suisse.