Mitsubishi Motors sigue extendiendo su posición de líder en el exigente mercado automotriz chileno.

La marca comenzó con un fuerte crecimiento en sus ventas respecto del 2010. Durante febrero, se comercializaron 695 unidades, lo que representa un incremento de un 75,5% con resultados respecto de igual periodo de 2010.

Según los ejecutivos de la marca, a pesar que febrero es un mes generalmente con menor movimiento para el mercado automotriz debido al período de vacaciones de los consumidores, esta favorable cifra se deben “a la calidad que ofrecen los productos de Mitsubishi Motors, que nos han permitido consolidarnos entre las marcas más vendidas del país, así como un portafolio completo y que cubre los requerimientos de quienes buscan productos de calidad y multipropósito”, afirma Ignacio Bengoechea, gerente de Ventas del fabricante.

La marca japonesa concentró las preferencias de las unidades comercializadas en la línea de camionetas L200 y Montero Sport G2, el que muy pronto verá complementada su oferta con el nuevo Montero Sport G2 High Power.