Reuters. La molienda de caña de azúcar en la cosecha 2018/19 de Brasil sería de 628 millones de toneladas, una caída de 11 millones de toneladas frente al ciclo anterior, informó un agregado del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

La baja se debe en gran parte a las condiciones climáticas secas entre julio y septiembre de 2017, según un informe del USDA.

Aproximadamente el 42,2% de la cosecha se convertirá en azúcar, una baja de un 4,2% frente a la campaña 2017/18, debido al exceso de oferta de azúcar en el mercado mundial.

En consecuencia, el total de exportaciones debe caer a 23,6 millones de toneladas, un 14% menos que en la cosecha pasada.