Buenos Aires. El procesamiento de soja en Argentina cayó un 10,7% interanual en junio, a 3,3 millones de toneladas, luego de una cosecha récord de la oleaginosa en el ciclo 2009/10 y una abundante, aunque inferior, producción 2010/11, dijo el gobierno en un informe.

Sin embargo, durante el primer semestre del 2011 se procesaron 18,1 millones de toneladas de soja, un 11,7% más que en el mismo período del año anterior, señaló el Ministerio de Agricultura.

El país sudamericano es el principal proveedor mundial de aceite y harina de soja, y el tercero del poroto de la oleaginosa sin procesar.

En junio, en Argentina se elaboraron 617.365 toneladas de aceite de soja, un 10% menos que un año atrás, según el gobierno.

A su vez, la producción de harina de soja cayó un 9,8% interanual en el mismo mes, a 2,5 millones de toneladas.

Desde mayo del 2010 y durante casi un año, China -el principal importador mundial de aceite de soja- prácticamente suspendió sus compras del producto argentino con el argumento de un problema de calidad en el derivado, en una disputa que abarcó aspectos más amplios de la relación comercial.

El conflicto afectó al sector sojero de Argentina, que tuvo que reubicar sus ventas externas a precios más bajos, en especial hacia India.

Pero a mediados de mayo de este año, los gobiernos de China y Argentina anunciaron que el gigante asiático compraría 500.000 toneladas de aceite de soja argentino.

Según el Gobierno, la cosecha de la oleaginosa argentina del ciclo 2010/11, cuya recolección ya finalizó, fue de 48,8 millones de toneladas, mientras que en la campaña previa alcanzó un récord de 52,7 millones de toneladas.