Buenos Aires. La molienda de soja en Argentina, el principal proveedor global de harina y aceite derivados de la oleaginosa, se incrementó un 6 por ciento interanual en los primeros 10 meses del año a 37,4 millones de toneladas, informó el viernes el Gobierno.

Por otro lado, la molienda de girasol aumentó un 7,3 por ciento a 2,5 millones de toneladas.

"En total, se procesaron 39,9 millones de toneladas de granos, con los cuales las industrias del sector alimentario elaboraron aceites y harinas por un valor aproximado a los 15.650 millones de dólares", dijo el Gobierno en un comunicado.

El presidente Mauricio Macri ordenó al asumir el poder una rebaja de impuestos a la exportación de granos y derivados para impulsar el sector agrícola del país sudamericano, uno de los mayores exportadores de alimentos del mundo.