Tegucigalpa. La industria molinera hondureña se compromete a mantener estabilidad de precios, a pesar de la presión internacional por el alza al valor de los granos.

Los productores de maíz anunciaron un incremento al valor del alimento, sin embargo, la agroindustria considera que el impacto sería mínimo porque la cantidad de producto que existe en el mercado es reducida.

Emin Abufele, empresario de la industria molinera, aseguró que "hemos comprado más de lo que establece el convenio de maíz, de manera que se pueda garantizar al pueblo que no habrá desabastecimiento de la harina de maíz, y le puedo asegurar que no habrá incremento de precios".

Actualmente los molinos harineros manejan precios que oscilan entre los 250 lempiras (US$12,9) para el saco de 50 libras de harina de maíz, con lo cual una persona que se dedica a la producción de tortillas puede obtener un rendimiento de hasta 1.800 unidades.

Agregó que "es absolutamente normal que el productor pretenda obtener mejores precios, pero hay que recordar que cuando los precios están bajos el convenio les garantiza estabilidad".

Oferta de maíz. De acuerdo con las autoridades de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de ese país (SAG), no se puede negar que la reciente cosecha de maíz fue menor en aproximadamente 10% en comparación al año 2009, a consecuencia de los fenómenos naturales de 2010 y la plaga denominada "mancha de asfalto".

"El precio depende mucho de la oferta y la demanda. Este año no podemos desconocer que tuvimos cierta problemática por el factor climático, ya que en algunos momentos de la temporada hubo exceso de lluvia y en otros momentos, cuando el maíz estaba entrando a elote, no hubo suficientes lluvias. Alrededor de cuatro años se ha presentado la "mancha de asfalto", que ha disminuido el rendimiento del maíz hasta en un 30% en las zonas mas productivas".

Luego de una reunión con la agroindustria, el viceministro de Agricultura aseguró que las cuatro empresas industriales, que se dedican a transformar el maíz en harina, están comprometidas a mantener estabilidad en los precios.

"Hay harina de maíz, no debe causar preocupación porque en unos dos meses sale la cosecha de postrera de maíz, y esto vendrá a regular el precio. Son cuatro empresas que se dedican a la industrialización del grano y tiene suficiente grano para convertirlo en harina", dijo Artica.

Por su parte, el representante del Cococh, Darwin Cálix, manifestó que los granos se han ido a la alza porque "es indiscutible, estamos de rodillas ante los precios del petróleo".

Apuntó que el gobierno está tratando de paliar la situación con la siembra tardía, en nuestro caso "sembramos cerca de 20.000 hectáreas de maíz para generar una producción que garantice la sostenibilidad de la reserva estratégica del país".

"Nos preocupa la agroindustria que no quiere trabajar bajo convenios y eso hace que el productor no quiera invertir porque sin un documento no tenemos cómo hacer reclamos", refirió.

Señaló que para mejorar la producción de granos en Honduras es necesario que se cuente con sistemas de riego porque actualmente los campesinos dependen de la época de lluvia para iniciar el período de siembra.

Negociación. En medio de esta problemática de precios, los industriales y productores comenzarán este día las negociaciones para fijar un nuevo precio de garantía para la cosecha 2011.

La negociación, de acuerdo con la agroindustria de concentrado, debe fijarse en base al precio internacional del grano.

"Nuestra propuesta es que el precio del convenio de compra y venta de maíz vaya indexado con el mercado internacional", aseguró Emin Abufele.