Misuri. El productor estadounidense de semillas y agroquímicos Monsanto Co pronosticó un sólido 2018, ayudado por un incremento en los precios de una sustancia química clave utilizada en los pesticidas y a una mayor demanda mundial de soja.   

La compañía, que está en un proceso de ser adquirida por la alemana Bayer AG, dijo que el precio del glifosato, el principio activo de su herbicida más vendido, el "Roundup", subirá este año.

La estimación se conoce un día después de que Monsanto ganara el apoyo de 11 estados de Estados Unidos en su intento de evitar que California solicite que los productos que contienen glifosato lleven advertencias sobre el cáncer.

Monsanto dijo este jueves que las ventas en su unidad agrícola, la segunda más grande de la empresa por ingresos, aumentaron un 11%, principalmente ayudadas por el precio del glifosato. 

Las ventas de semillas de soja aumentaron un 21,3% a US$728 millones, elevando marginalmente las ventas netas generales a US$2.660 millones en el primer trimestre. 

Monsanto apuesta a nuevas variedades de semillas para dominar la producción de soja en Estados Unidos, que es el segundo exportador más grande a nivel global de la oleaginosa.

La ganancia neta atribuible a Monsanto aumentó a US$169 millones, o 38 centavos por acción, en el primer trimestre terminado el 30 de noviembre, desde los US$29 millones, o 7 centavos por acción, del mismo periodo del año anterior.

El último trimestre incluyó una ganancia extraordinaria por ventas de activos. Las acciones de la compañía subían cerca de 0,5%, a US$118, en las primera operaciones de este jueves en la bolsa de Nueva York.