Moody's Investors Service dijo este martes que prevé que los precios del petróleo se ubiquen en un rango de entre US$40 y US$60 por barril en 2018, en que los abundantes suministros de gas natural en Estados Unidos presionarían a los valores, pese a un aumento de la demanda.

"Los precios probablemente permanecerán en un rango, y posiblemente volátiles, por una combinación de un aumento de la producción de esquisto en Estados Unidos, suministros globales reducidos pero aún significativos y un posible no cumplimiento con recortes acordados en la producción, especialmente si el crecimiento de la demanda es más lento", afirmó Moody's.

El precio del crudo a fines de 2017 fue respaldado por previsiones de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) extendería su acuerdo para reducir la producción y por "agitación política" en Oriente Medio, afirmó Moody's.

Los precios del crudo, que tocaron máximos de dos años y medio la última semana de 2017, han subido más de 30% desde que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y productores fuera del cártel acordaron limitar la producción a partir de enero del año pasado.