El vicepresidente del grupo soberano de Moody’s Investors Service, Jaime Reusche, afirmó que las medidas planteadas por el Gobierno, en el marco de las facultades legislativas solicitadas al Congreso, reforzarían las expectativas empresariales, agilizarías las inversiones y tendría un impacto inmediato en la construcción.

"Si bien las propuestas del Ejecutivo apuntan al mediano y largo plazo, el efecto en el corto plazo, de aplicarse las medidas, se reflejaría en el reforzamiento de las expectativas empresariales", declaró a la agencia Andina.

En ese sentido, Reusche consideró que una mejora de las expectativas empresariales ayudarían a la recuperación naciente de la economía.

Asimismo, consideró que es muy importante el otorgamiento de las facultades legislativas al Poder Ejecutivo, por parte del Congreso, porque las propuestas incluidas permitirán mejorar la competitividad de la economía del país.

Intención es buena. El economista indicó que los temas en los que se pide facultades son varios y bastante complejos, pero la intención es muy buena.

“Ello porque se busca generar mayor eficiencia en sectores críticos para el país, como son energía e infraestructura, y en aspectos sustanciales como las obras por impuestos y el servicio civil (Servir)”, opinó.

El vicepresidente del grupo soberano de Moody’s manifestó que más allá de la ley Servir, el proceso de reforma del Estado tiene que ser continuo, pues el sector público es bastante complejo.

Agilizará inversiones. Sostuvo que las medidas propuestas por el Ejecutivo, para estimular la inversión, podrían tener un efecto inmediato en la recuperación del sector construcción.

“Las medidas apuntan a agilizar la inversión privada y la construcción de infraestructura mediante las Asociaciones Público Privadas (APP)”, dijo.

"Si se logra avanzar en gran parte de los temas en los que el Ejecutivo pide facultades, el efecto será indudablemente positivo para la economía en el corto plazo, pero en mayor medida en el largo plazo", subrayó finalmente el analista.

Calificación. Cabe indicar que Moody's matiene una calificación de A3 para Perú, con perspectiva estable, gracias a los buenos fundamentos y la posición fiscal del país.