La agencia Moody's, rebajó la calificación de la Constructora Andrade Gutiérrez a "Ba2" desde "Ba1", y redujo la perspectiva de la compañía a estable, según un comunicado difundido este miércoles.

La rebaja refleja el fuerte deterioro de los indicadores crediticios de la empresa en 2014, debido a un débil crecimiento de los ingresos y a márgenes de beneficio más bajos.

Ya el cambio en las perspectivas de la empresa "refleja el deterioro de los fundamentos de la industria antes de los escándalos de corrupción de Petrobras y la incertidumbre macroeconómica de Brasil y Venezuela, lo que podría conducir a un mayor riesgo de ejecución para la empresa en el corto plazo", dijo agencia.

Cabe consignar que la primera empresa a la cual le disminuyeron la clasificación de riesgo fue OAS. La evaluación de la empresa fue rebajada por Fitch, S&P y Moody's.

Otras empresas afectadas por la reducción de sus notas han sido la constructora Queiroz Galvão Participações, Galvão Engenharia y Mendes Junior Trading e Engenharia.