La agencia Moody's rebajó las calificaciones de la petrolera estatal venezolana PDVSA a "C" desde "Ca", y mantuvo su perspectiva estable.

La decisión viene tras la baja de Moody's a la calificación del Gobierno de Venezuela a "C" desde "Caa3" el 9 de marzo del 2018.

La acción sobre las calificaciones de PDVSA consideró la fuerte vinculación entre el riesgo de crédito de la compañía y el de Venezuela, dijo la agencia.

Las calificaciones de PDVSA "podrían actualizarse si la reestructuración de su deuda reduce el riesgo de liquidez y refinanciación y tiene como resultado una menor severidad de las pérdidas para los tenedores de bonos hasta el punto de indicar una calificación más alta", agregó Moody's.

Moody’s rebajó la calificación de la deuda venezolana a C desde Caa3 y cambió su perspectiva de estable a negativa, argumentando que la "continua erosión de la capacidad de pago de Venezuela generará grandes pérdidas para los tenedores de bonos, con continuos incumplimientos en los pagos de intereses sobre diversos bonos".

Ade,ás señalan que “el continuo declive en la producción petrolera de Venezuela probablemente se mantendrá y presionará aún más los flujos de efectivo en moneda extranjera, con una grave escasez de divisas".