Moody's ha rebajado la perspectiva del sector de las aerolíneas comerciales a nivel mundial de 'estable' a 'negativa' por el aumento del riesgo derivado de la caída de la demanda por la extensión del brote de coronavirus.

La agencia de calificación estima un margen operativo de menos del 5% para 2020 en el conjunto de las aerolíneas sobre las que realiza su clasificación, rebajando la expectativa del 9% que tenía anteriormente para el año completo.

Asimismo, el sector se verá afectado por las restricciones de viajes entre países, las cancelaciones y la "reticencia general" de los consumidores a utilizar el transporte aéreo en estas circunstancias.

Por compañías, Moody's ha puesto este martes todas las calificaciones del holding IAG en revisión para ser rebajadas. Una de las aerolíneas del grupo, British Airways, ha sido puesta en revisión con perspectiva 'negativa'. En concreto, la agencia ha colocado a la aerolínea en 'BAA3' en revisión para reducir la calificación.

La compañía aérea se enfrenta a esta crisis con un total de fondos disponibles que representan alrededor del 32% de sus ingresos, siendo una de las aerolíneas con mayor liquidez del mundo, según ha detallado la agencia de calificación.

Por su parte, Moody's ha rebajado la calificación de la aerolínea de bajo coste easyJet de 'BAA1' a 'BAA2', ante el impacto del brote de coronavirus. No obstante, ha matizado que el "fuerte balance" de la compañía la coloca en una posición de "menos necesidad" de apoyo financiero frente a las consecuencias de la pandemia respecto a otras aerolíneas.

Aún así, desde la agencia apuntan a que la compañía también ha sufrido "la rápida y creciente propagación del brote de coronavirus, el deterioro de las perspectivas económicas mundiales, la caída del petróleo y la disminución de los precios de los activos.

Además, Moody's ha bajado la calificación de la alemana Lufthansa del 'BAA3' a 'BA1'. Al mismo tiempo, ha asignado al grupo Lufthansa una calificación 'BA1' y una calificación de probabilidad de incumplimiento de 'BA1-PD'.

El perfil crediticio de Lufthansa, incluyendo su exposición a la mayoría de los destinos en todo el mundo, la han dejado vulnerable a los cambios del mercado ante estas condiciones operativas sin precedentes.